Este fin de semana, se realizó en Lobería, la 45° “Invasión de Pueblos”, el encuentro anual de los jóvenes de la Iglesia Católica de Mar del Plata, en esta oportunidad bajo el mismo lema de la Jornada Mundial de la Juventud, “Vayan y hagan discípulos en todas las naciones”.

 

Los participantes sumaron casi 950, provenientes de todas las ciudades que conforman la diócesis local: Mar del Plata, Balcarce, Miramar, Coronel Vidal, General Pirán, Madariaga, Pinamar, Villa Gesell, Necochea, Quequén, La Dulce y Juan N. Fernández.

 

El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino estuvo presente durante todo el encuentro junto a los jóvenes que participaron de actividades formativas, de reflexión y de misión que se iniciaron el viernes a las 18 y culminaron el domingo a las 17.

 

“Éste es para mí uno de los momentos más esperados. La visión de tantos jóvenes juntos, de tantos centenares de chicos y chicas que tienen ganas de ser mejores discípulos y misioneros de Jesucristo, me alegra el corazón y me abre a la esperanza. Y para ustedes debe ser una experiencia inolvidable, no sólo por el número, sino ante todo por la calidad de su encuentro con Cristo dentro de su Iglesia”, inició el obispo en su homilía de la misa del sábado por la tarde.

 

Más adelante, el obispo les recordó a los casi 950 jóvenes presentes, “nuestro papa Francisco los ha invitado repetidas veces a ir contra la corriente, a ‘hacer lío’. Literalmente les ha dicho: ‘Hagan lío. Quiero lío en sus diócesis. No se queden encerrados en sus comunidades’. Este ir contra la corriente y este hacer lío sólo será posible si ustedes primero dejan de ser flojos y se vuelven fuertes, dejándose fortalecer por la gracia del Espíritu Santo que les quiere regalar Jesucristo, como se la regaló a sus apóstoles en Pentecostés”.

 

“Con algo de humor les digo que, si entienden así las palabras de nuestro papa, no me asusta para nada que `hagan lío´ en mi diócesis, antes bien me alegra. Necesitamos jóvenes de fuertes convicciones y capacidad de compromiso con su fe cristiana. Capaces de luchar contra ciertas mentiras de la cultura que los envuelve. Por eso, junto con el papa Francisco, también yo les digo: Háganse valer, luchen por sus valores. No se dejen excluir”, enfatizó concluyendo Marino.



Siguiente Noticia La Construcción y el Turismo tendrán su espacio en la Expo Industria

Noticia Anterior El mal tiempo persiste y debieron evacuar familias

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario