La Subsecretaría de Control municipal procedió al allanamiento de un taller de chapa y pintura ubicado en Alberti al 3600. En el lugar, de constataron la presencia de más de 400 autopartes que el titular del comercio no pudo determinar su procedencia, por lo cual fueron secuestradas y puestas a disposición de la Justicia (Fiscalía Nº 20).

 

En ese contexto, el titular de la dependencia, Adrián Alveolite, expresó que “es un trabajo realizado junto con la Policía Departamental, con las diferentes jurisdicciones, pero al mismo tiempo con una dirección del procedimiento con las Fiscalías o con el Ministerio Público de la provincia de Buenos Aires, que es la que lleva adelante las investigaciones penales correspondientes”.

 

En este caso, Alveolite indicó que durante el allanamiento, “hemos detectado un taller mecánico que tenía más de 400 guardabarros y capots, sin poder precisar el origen de los mismos o determinar la trazabilidad detalladamente de los mismos”.

 

“Entendemos que si bien se van a llevar adelante las investigaciones penales correspondientes, naturalmente se puede presumir que forman parte de una presunta red comercial que nos deja muchas dudas que no estén ligadas directamente al delito”, enfatizó Alveolite.

 

Por su parte, Aguilar, Comisario de la Comisaría Segunda, testificó que “al inspeccionar el lugar hemos encontrado una gran cantidad de autopartes sin ninguna documentación que respalde la compra de los mismos”.

 

“Hemos procedido a labrar las actuaciones con la Fiscalía Nº 20, por presunto encubrimiento y tenemos una persona demorada”, afirmó Aguilar.

 

Finalmente, el Comisario indicó que “el paso a seguir será dependiendo de las pautas de trabajo que indique la Fiscalía”.



Siguiente Noticia Una nueva edición de Teatro x la Identidad llega a su fin

Noticia Anterior Ante los reiterados ataques levantan carpa de escuela de circo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario