La Justicia rusa dispuso la prisión preventiva por dos meses de la mayoría de los activistas detenidos el jueves último en el Artico, entre ellos los argentinos Camila Speziale y el marplatense Hernán Pérez Orsi, que protestaban contra la explotación petrolera en la zona, informó Greenpeace.

 

Los argentinos Camila Speziale y Hernán Perez Orsi, serán investigados por cargos de piratería junto con el resto de los miembros de la organización que fueron imputados con los mismos cargos, a excepción de algunos casos que tendrán una nueva audiencia en tres días.

 

“Ninguno de los miembros de la organización cometió el delito de piratería. Nuestra acción fue en una plataforma de petrolero, Greenpeace nunca abordó un barco, ni tuvo el propósito de robo, mucho menos existió violencia por parte de la organización”, sostuvo Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace en Argentina.

 

Algunos de los ecologistas “deberán volver a declarar, es probable que por problemas de intérpretes”, dijo una vocera de la ONG, en el marco de la investigación por piratería que les siguen en la ciudad de Murmansk.

 

La fuente confirmó que la justicia rusa ya dispuso los dos meses de prisión preventiva para la joven argentina, que realizaba su primera misión de esa envergadura, y Pérez, miembro de Greenpeace Internacional, tal como hizo desde primera hora a medida que los activistas prestaban declaración.

 

Los treinta activistas de Greenpeace viajaban en el rompehielos “Arctic Sunrise” y desde allí intentaron escalar la plataforma petrolera de Gazprom, en el mar de Pechora, para alertar sobre el peligro que la actividad implica en esa zona, rodeada de tres reservas naturales.

 



Siguiente Noticia Hermana de arquitecto desaparecido utilizó la Banca 25

Noticia Anterior Recta final de la pretemporada de Quilmes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario