Así lo reconoció la familia de Hernán Pérez Orsi, el marino mercante marplatense que forma parte de la tripulación de Greenpeace Internacional que desde el jueves pasado permanecen detenido por las autoridades rusas, luego de llevar a cabo una acción reivindicativa en una plataforma petrolera en el Ártico.

 

El comité de investigación ruso confirmó en un comunicado que los 30 miembros de la ong “fueron puestos en detención provisional en calidad de sospechosos” y el presidente Putin aclaró que “no son piratas” pero sí violaron leyes internacionales.

 

En tanto, las muestra de solidaridad han sido permanentes y hasta el intendente Gustavo Pulti se puso a disposición de la familia de Pérez Orsi.

 

La madre de Hernán reconoció que vive con suma angustia esta situación por la que está atravesando su hijo, que está casado y tiene una hija que el día de la detención cumplió su primer añito de vida.

 

Cada tres horas recibimos información de la Cancillería argentina sobre lo que está sucediendo con Hernán, y hasta el intendente Gustavo Pulti se comunicó con nosotros para ponerse a disposición”, indicó la mujer.

 

Los activistas de Greenpeace detenidos en aguas del Ártico ruso fueron puestos bajo detención provisional después de ser interrogados hasta la madrugada, señaló la representante de la ONG para Rusia, María Favórskaya.

 

Al mismo tiempo, debido a la repercusión internacional de la detención, el propio presidente ruso, Vladimir Putin, habló del tema y aseguró que los jóvenes “no son piratas”, como se había dicho, aunque consideró que violaron leyes internacionales.

 

Según Greenpeace, entre la 1 y 2, los casi treinta activistas de la ONG fueron trasladados a varias prisiones de Múrmansk y de otras ciudades próximas al principal puerto en el Ártico ruso.

 

El portavoz del CI, Vladímir Markin, confirmó a las agencias rusas la detención de la tripulación del barco de la ONG y aseguró que hasta ahora se ha interrogado a tres activistas rusos.

 

Los ciudadanos extranjeros serán interrogados después de que se ponga a su disposición traductores y abogados, aseguró Markin.

 

La ONG internacional reveló que los activistas detenidos el pasado jueves a bordo del rompehielos de Greenpeace Arctic Sunrise proceden de 18 países: Rusia, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Francia.

 

Tras ser detenidos en aguas del Ártico, los activistas de Greenpeace han estado bajo custodia cinco días a bordo del rompehielos.

 

El “Arctic Sunrise”, con bandera holandesa, fue asaltado el jueves pasado por un comando de guardias fronterizos rusos, un departamento que depende del Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex-KGB). Después fue remolcado hasta Múrmansk.

 

La ONG denuncia el asalto “ilegal” de su barco y asegura que se encontraba fuera de las aguas territoriales rusas cuando fue detenido.

 

La petrolera Gazprom quiere empezar la producción en la plataforma Prirazlomnaia en el primer trimestre de 2014. Los ecologistas denuncian el riesgo de contaminación en una zona próxima donde hay tres reservas naturales protegidas por la ley rusa.



Siguiente Noticia Internos de Batán se capacitan en mecánica diesel

Noticia Anterior Casi un millar de patinadores se reunirán en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario