Los ecologistas argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, detenidos el jueves pasado junto a otros 28 activistas de Greenpeace mientras protestaban contra la exploración petrolera en el Artico, llegaron este martes al puerto de Murmansk y fueron puestos a disposición de la justicia rusa, informaron la ONG y la embajada argentina en Moscú.

 

Según reproduce la agencia DPA, citando a la fiscalía en Moscú, “los activistas, que están detenidos, violaron la soberanía rusa y pusieron en peligro la seguridad medioambiental en la región”. La ley rusa prevé hasta 15 años de cárcel por piratería.

 

El Comité de Instrucción (CI) de Rusia anunció que ha iniciado una causa penal por piratería contra la tripulación. Esta acción pone en riesgo de llevar a prisión por hasta 15 años a los activistas argentinos.

 

“Todos los que asaltaron la plataforma (petrolífera Prirazlómnaya del monopolio energético ruso Gazprom) serán acusados independientemente de su ciudadanía”, afirmó el portavoz del CI, Vladímir Markin, citado por las agencias rusas.

 

Agregó que la investigación se llevará a cabo “estrictamente conforme a las normas de la legislación rusa y el Derecho internacional“.

 

Camila es una fotógrafa porteña de 21 años que milita en Greenpeace desde hace cuatro. En su primera misión, vivió una aventura “aterradora”, según contó en el sitio web de la organización ambientalista antes de ser detenida, el jueves pasado.

 

En tanto, Hernán Pérez Orsi es marplatense, tiene 40 años, casado, marino mercante y cada tres meses se embarca como miembro de Greenpeace Internacional desde que se sumó hace dos años.

 

“De la detención de Speciale y Pérez Orsi se está ocupando personalmente en Murmansk el jefe de la Sección Consular de la embajada, Jorge Nicolás Zobénica, quien por estas horas debe tomar contacto con los ecologistas”, dijo a Télam una fuente de la sede diplomática.

 

“También está tratando la situación de los argentinos, acá en la capital rusa, el embajador Juan Carlos Kreckler”, agregó.

 

Por su parte, Gustavo Stancanelli, jefe de prensa de Greenpeace, dijo a Télam que “los argentinos quedaron en calidad de detenidos al llegar a puerto y podrían permanecer así hasta 15 días, de acuerdo a las leyes rusas vigentes y hasta que se conozcan los cargos”.

 

Los dos argentinos fueron detenidos el jueves último junto a otros 28 activistas de Greenpeace cuando tras navegar en el “Arctic Sunrise” quisieron abordar una plataforma petrolera de Gazprom en el mar ruso de Pechora.

 

Tras la acción policial, el rompehielos fue remolcado al puerto de Murmansk, donde llegó hoy con todos sus ocupantes en calidad de detenidos.



Siguiente Noticia Hogan: "se abre la oportunidad de definir la policía municipal"

Noticia Anterior Rectores de universidades se reunirán en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario