El candidato a segundo concejal por el Frente Renovador, Lucas Fiorini, explicó que “instalarlo cuesta entre 200 y 220 millones de pesos, que representa apenas el 10 por ciento del presupuesto de General Pueyrredon. Sólo hace falta tener la decisión política de hacerlo y enfrentar de una vez por todas a los delincuentes”.

 

El centro de operaciones de Tigre cuenta con “más de 1000 cámaras de seguridad en perfecto funcionamiento que son monitoreadas por 300 operarios y 44 unidades móviles conducidas por policías retirados que patrullan la zona”.

 

Según Fiorini, “los marplatenses hemos perdido calidad de vida a lo largo de los últimos años. Los padres están atemorizados de dejar salir a sus hijos solos, los adultos mayores tienen miedo de salir a la calle y gran parte de nuestros chicos no saben lo que es jugar en la vereda”.

 

En ese sentido, el candidato por el espacio que lidera Sergio Massa destacó que “es necesario diseñar una política de seguridad integral, que contemple la coyuntura y al mismo tiempo planifique a largo plazo”.

 

“Hay que mejorar de forma urgente los sistemas de prevención, incluir la instalación de cámaras que respondan a un centro de monitoreo moderno y eficiente, introducir más tecnología, más móviles, más policías municipales y destinar los recursos necesarios para que la policía trabaje con el mejor equipamiento, acercar la polícía a los vecinos y, fundamentalmente, darle las herramientas que necesite la Justicia para actuar rápido y obtener soluciones”, agregó.

 

Al respecto concluyó: “Quienes conformamos el Frente Renovador no estamos dispuestos a renunciar a nuestras libertades individuales en manos de los delincuentes”.

 

Gendarmes y Prefectura

 

“Por supuesto que valoramos la llegada de una mayor cantidad de agentes a nuestra ciudad, pero los marplatenses están cansados de estos operativos espasmódicos que llegan durante el verano o cuando crece la ola delictiva a niveles intolerables, como ocurre actualmente con el récord de medio centenar de homicidios en los últimos ocho meses”, afirmó el candidato al referirse al arribo de personal de Prefectura y Gendarmería a la ciudad.

 

Al verlos apostados principalmente en las arterias céntricas principales, Fiorini no dudó en decir que “es inaceptable que se acuerden de esta problemática sólo cuando viene el verano o durante la campaña electoral. Los propios vecinos se quejan de que solamente ven efectivos por la costa o en el microcentro, pero no los ven en la zona sur de la ciudad ni en los barrios o zonas periféricas.

 

“Mar del Plata se ha convertido en los últimos años en una de las ciudades con mayores niveles de inseguridad de la Provincia y tanto el gobernador como el intendente han demostrado su incapacidad para resolverlo y la ausencia absoluta de un plan a largo plazo”, remarcó.



Siguiente Noticia Con la estación depuradora "estaremos evitando el uso de agua potable"

Noticia Anterior Paro de trabajadores universitarios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario