En Argentina sigue en aumento el consumo abusivo de alcohol entre los estudiantes secundarios de 13 a 17 años de todo el país. El consumo de alcohol a nivel nacional presenta una prevalencia del 49,3%.

 

En todas las regiones son los varones quienes beben alcohol en mayor proporción, aunque el consumo femenino es también elevado según datos del Observatorio Argentino de Drogas que depende de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar)

 

“La edad de inicio en el consumo de tabaco y alcohol se ubica en los 13 años, y a medida que aumenta la edad de los estudiantes, se observa mayor consumo. Por eso proponemos una Primavera sin alcohol ni drogas, esa es la campaña que vamos a realizar el próximo sábado 21 de septiembre”, explicó Ignacio O´Donnel ‎Subsecretario de Planificación, Prevención y Asistencia en la SEDRONAR.

 

A nivel nacional, la bebida más consumida es la cerveza (70%), seguida por bebidas fuertes o combinaciones de bebidas diferentes al vino o cerveza (63.9%), y por último el vino (46%). La mayor diferencia entre sexos se presenta en el vino, siendo los varones quienes consumen en mayor proporción. En las bebidas fuertes o tragos, las diferencias son casi inexistentes, aunque las mujeres tienen un consumo levemente superior.

 

“Si bien los estudiantes encuestados reconocen que algún familiar o amigo le ha sugerido que disminuya el consumo de alcohol, un tercio dice que ha tomado alcohol para relajarse, sentirse mejor consigo mismo o para integrarse a un grupo”, contó O´Donnell.

 

El 17% reconoce haber tenido problemas por el consumo de alcohol y 3 de cada 10, se ha olvidado de lo que hizo al haber consumido y ha tomado alcohol estando solo o sola.

 

“Es una tendencia mundial el incremento” -dijo O´Donnell-, desde el punto de vista del consumo, en el abuso de alcohol y en el consumo de fármacos”.

 

La contención familiar es un indicador que también está mostrando una situación social más amplia y que el proceso de involucramiento familiar debe estar vinculado al proceso de inclusión social.

 

Las expectativas positivas de los estudiantes de poder realizar algún proyecto personal en el futuro que crecieron del 31.4% en el 2001 al 67.8% es otro indicador de las mejores condiciones sociales y familiares.



Siguiente Noticia "Mar del Plata muestra una falta de actividad comercial y económica"

Noticia Anterior La investigación por los supuestos abusos sufre demoras

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario