El Club Quilmes anuncia las mejoras que ha llevado adelante Once Unidos, el club donde habitualmente es local, de cara al inicio de la Liga Nacional de Básquet. Se han colocado jirafas nuevas de última tecnología y además, se renovaron los vestuarios tanto local como visitante, así también como los ingresos al estadio y los baños públicos.

 

La Liga Nacional de Básquet ha apostado a la renovación y el mejoramiento de las instalaciones de cada uno de los escenarios que reciben a la máxima competencia de clubes de nuestro deporte.

 

En ese sentido, el Club Quilmes de Mar del Plata ha trabajado articuladamente con el Club Once Unidos, donde habitualmente hace de local y se han renovado algunos sectores del estadio.

 

En principio, de acuerdo a lo que se habían propuesto los propios clubes de la Liga, la entidad que recibe al “cervecero”, ha renovado los vestuarios tanto del local como del visitante con la instalación de duchas nuevas, así como también los implementos sanitarios e iluminación y hasta el porcellanato que ahora reviste las paredes de los flamantes vestidores.

 

No es el único punto en el cuál se ha trabajado, sino que también los baños públicos a los que asisten los hinchas y amantes del básquetbol también fueron renovados a nuevo, ofreciendo no sólo un mejor servicio para los jugadores y delegaciones, sino también para los propios simpatizantes de la entidad que concurren a ver los partidos.

 

Para una mejor organización en los ingresos al estadio, también Once Unidos ha mostrado su predisposición mejorando y haciendo obras en la zona de entrada, lo cuál permitirá contar con más y mejores lugares para acceder a la cancha.

 

En lo que respecta a la cancha propiamente dicha, se han colocado en el estadio jirafas nuevas de última generación, aportando también a la renovación de la infraestructura que tienen los jugadores tanto para sus entrenamientos como para los días de los partidos. Ambas ya están colocadas.

 

Esta serie de trabajos, seguirán realizándose, y pronto, se contará también con un desfibrilador que quedará fijo en el estadio y se brindará un curso a todos los integrantes del cuerpo técnico del equipo para que, ante cualquier emergencia, sepan utilizarlo. Como último paso, también se procederá al nuevo pintado del campo de juego.

 

La Liga Nacional de Básquet apunta a mejorar en cada estadio y por eso, el compromiso de los clubes se ve en estos cambios que también ayudan a tener un deporte mucho más profesionalizado y al mejor nivel de infraestructura.

 

Fuente: Prensa Quilmes



Siguiente Noticia Grandes empresas acordaron no abrir el Día del Empleado de Comercio

Noticia Anterior La Juventud Socialista rechaza la “baja en la edad de imputabilidad”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario