A 19 meses de su última botadura, el Astillero Naval Federico Contessi y Cía. S.A. volvió a convocar a la comunidad marplatense para celebrar el bautismo del buque Nº117 salido de sus gradas, la embarcación pesquera “Trabajamos”.

 

El discurso del Directorio del Astillero abordó el conflicto que aqueja a la empresa desde hace ya tiempo relacionado con la intimación recibida por parte del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata a restituir el predio que ocupa el Astillero y a pagar una supuesta deuda sobrevaluada.

 

Hablar de desalojarnos es una falta de respeto a la historia y a la razón“, sentenciaron las autoridades de esta empresa marplatense.

 

En dicho mensaje se dieron datos precisos que explican la postura del Astillero y los derechos que se están vulnerando con la medida. Se aclaró también que el tema de fondo no es una cuestión de tarifas, sino de derechos, de equidad y de principios.

 

Aunque hay quienes no lo comprendan somos una industria. Este Astillero es una industria, y lamentablemente una industria en crisis. Y este puerto es nuestro parque industrial. Por eso no se nos puede exigir que paguemos un canon exorbitante en un terreno de 6.800 m2 donde todo ha sido construido por nosotros. Esto no se admite ni sucede en ningún parque industrial de la Provincia, de la Argentina, ni del mundo. Lo que algunos no comprenden, insisto, es que no somos un local comercial de la calle Güemes, ni somos un balneario que alquila sombra, somos una industria“, se remarcó.

 

Asimismo se hizo mención a que el Gobernador ya manifestó su voluntad de resolver esta problemática, confiando los directivos del Astillero que finalmente se resolverá el conflicto respetando esa voluntad de la máxima autoridad, con justicia y equidad.

 

“Señor Gobernador, Señor Intendente. Confiamos en Ustedes. Sabemos que esta realidad que estamos padeciendo no ha sido pergeñada ni propiciada por Ustedes, sino todo lo contrario. Lamentamos enormemente haber tenido que dar a luz todo esto, pero estamos seguros que son hombres de buena fe, coherentes y derechos, que se preocupan por gestionar los intereses de la gente de la comunidad que gobiernan, por lo que sabrán encontrar los mecanismos adecuados para corregir la triste situación que estamos padeciendo“, indicaron.

 

Este barco fue construido sin pedidos, para mantener ocupado al personal del Astillero en el marco de la crisis que padecen la pesca y la Industria Naval que la complementa.

 

La embarcación se encontraba terminada desde hace más de un año, a la espera de un comprador, pero el Astillero se decidió a botarla ahora para liberar espacios que le permitan seguir construyendo otros barcos que tampoco tienen dueño como el “Trabajamos II” y el “Seguimos Trabajando”, todo esto con el afán de no suspender ni despedir a su personal.

 

La madrina de la flamante embarcación fue Nilda Ramona Gonzalez, que dirige el comedor comunitario “Ilusión de los niños”. Se buscó en su figura homenajear a todas las trabajadoras sociales que realizan una labor incansable.

 



Siguiente Noticia Cristina anunció que la autovía 11 continuará hasta Gesell

Noticia Anterior Los "maestros" de Mar del Plata tuvieron su reconocimiento

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario