La Iglesia Católica estará este sábado de fiesta, en especial en nuestro país, ya que un sacerdote nacido en estas tierras, José Gabriel del Rosario Brochero, será beatificado.

 

La celebración presidida por el Cardenal Ángelo Amato, en nombre del Papa Francisco se realizará en “Villa Cura Brochero” donde realizó su obra de evangelización y hasta allí han viajado decenas de marplatenses para estar en este importante acontecimiento.

 

También en Mar del Plata durante todo el día se desarrollarán actividades especiales en la Iglesia Catedral para acompañar la beatificación del cura Brochero: habrá pantallas gigantes para seguir la ceremonia y a las 19 el obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino presidirá la misa en acción de gracias.

 

En el templo mayor de la ciudad, la actividad comenzará a las 8 con una misa en espera de la beatificación, y posteriormente habrá un rosario brocheriano. A las 10, se transmitirá la misa de beatificación en directo desde Córdoba a través de pantallas gigantes.

 

A las 12 habrá testimonios y canciones, y una hora más tarde se proyectará la película “El cura Gaucho”. Finalmente para cerrar la actividad, y en acción de gracias por la beatificación de este sacerdote tan querido en esta ciudad, monseñor Antonio Marino presidirá la misa.

 

“Queremos vivir esta celebración de nuestra Iglesia y nuestra patria con un corazón abierto a la gracia de Dios. Poder participar aquí en este lugar donde el cura Brochero dejó su vida se derrama la gracia de manera especial, es muy emocionante. Estamos a la expectativa, tratando de vivir este clima de oración y de familia”, expresó el Padre Daniel Climente, llegado con un grupo numeroso de marplatenses a la villa cordobesa donde será la beatificación.

 

“Somos muchísimos los sacerdotes que vamos a concelebrar en la misa, realmente para nosotros es una celebración especial porque es un pastor y es el primer cura argentino que se beatifica. Es un modelo a seguir para mí, un cura con olor a oveja como dice el papa Francisco”, resaltó Climente.

 

“Cada beatificación es un desafío para nosotros. Brochero se animó a integrar a los que no estaban integrados”, consideró el Padre Juan Pablo Cayrol quien también se encuentra allí en Villa Cura Brochero.



Siguiente Noticia Clausuran comercio de venta y colocación de equipos de audio

Noticia Anterior "Existen trabas que impiden o dificultan la igualdad de derechos"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario