La Sala 2 de la Cámara de Casación le prohibió la salida del país al juez Pedro Cornelio Federico Hooft, acusado por garantizar la impunidad de los grupos de tareas del terrorismo de Estado.

 

La decisión revirtió dos fallos anteriores: uno del juzgado de instrucción y otro de la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata. El fallo toma como antecedente lo que sucedió con la fuga de Otilio Romano y da continuidad a un criterio que viene fijando esa sala sobre los imputados por delitos de lesa humanidad.

 

Pero también es importante hacia el interior del “caso Hooft”, en el que el suspendido juez de Mar del Plata viene montando una campaña mediática para desacreditar la investigación.

 

La resolución avanza tomando como antecedentes la suspensión y los datos de la indagatoria y revisa la idea de la “inmunidad” que usa el magistrado como escudo para bloquear cualquier avance en el expediente.

 

La resolución de la Sala integrada por Alejandro Slokar, Pedro David y Angela Ledesma se tomó en una semana.

 

Los fiscales de Mar del Plata habían pedido la prohibición de salida del país para Hooft primero en el juzgado de primera instancia y luego ante la Cámara de Apelaciones. En las dos instancias fue rechazado.

 

Hooft está imputado por rechazar hábeas corpus y garantizar la impunidad de las fuerzas represivas en 17 casos de víctimas que sufrieron homicidios, desapariciones, torturas y secuestros durante la dictadura.

 

Para bloquear su citación a indagatoria presentó infinidad de planteos de nulidad y revocatorias con las que logró apartar a todos los operadores judiciales que intervinieron en el expediente.

 

Fuente: Página 12



Siguiente Noticia Por segundo año la pesca no participará de la Expo Industria

Noticia Anterior Un joven se fugó un centro de máxima seguridad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario