El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, consideró “histórico y extraordinario” que los premios Nobel de la Paz Rigoberta Menchú (1992) y Adolfo Pérez Esquivel (1980) presidan el Foro Internacional sobre los Derechos de las Mujeres, que se desarrolla en Mar del Plata.

 

El acto comenzó con el discurso de la ministra de Gobierno y presidenta del Consejo Provincial de las Mujeres, Cristina Alvarez Rodríguez, ideóloga del encuentro.

 

La funcionaria instó a las mujeres a “tomar coraje” para cobrar fortaleza y poder así “erradicar la violencia de género, la trata de personas” y lograr “la democratización de la familia”.

 

Alvarez Rodríguez le cedió la palabra a Menchú, guatemalteca, que se levantó para hablar, dijo, “porque soy chaparrita”.

 

“Es un honor estar en este país, en este congreso y en esta ciudad”, y “mucho más por el hecho de estar gobernado por una mujer. Cuando una mujer brilla, las mujeres brillamos”, afirmó Menchú y recibió una ovación del auditorio.

 

La premio Nobel saludó la presencia de Pérez Esquivel, a quien definió como “un hombre coherente”, y el temario que se abordará, destacando especialmente la cuestión de la violencia de género y el empoderamiento de las mujeres.

 

“Las mujeres hemos construido una memoria colectiva y social en el marco de muchas tragedias y de la devastación de los valores más profundos de la sociedad”, tanto organizativos como espirituales, dijo la líder guatemalteca.

 

Luego señaló que hay “liderazgos que están en silencio” y que “esas personas han hecho posible que esta humanidad sea viable para el futuro”.

 

Menchú abogó para que en el foro “no sólo se discuta la realidad de las mujeres en América Latina y en el mundo” y sus avances, sino que se pueda “compaginar acciones y quizás impactar un poco más en la conciencia de nuestra sociedad” sobre la situación de las jóvenes, los niños, la trata de personas, los abusos, pero sobre todo también las perspectivas, “porque ningún pueblo puede salir adelante si no tiene perspectiva”.

 

Además, cargó contra “la industria de la pobreza”, advirtió que “la verdad de las víctimas no se puede ignorar” y remarcó la necesidad de “pasar de los textos a la acción” con políticas activas de orden educativo y preventivo.

 

Menchú apuntó además que “hay Premios Nobel progresistas” y otros que no lo son, “especialmente en nuestro continente”, en clara alusión al presidente estadounidense, Barack Obama, quien recibió el mismo reconocimiento que ellos, para repudiar nuevamente su intención de atacar Siria.

 

Fue entonces que llegó Scioli, que venía de inaugurar otro congreso, y reafirmó su “posición muy clara en contra de las guerras, y en favor de la paz, porque donde hay armas no hay paz”.



Siguiente Noticia Promesa de grandes peleas en el Festival de Box

Noticia Anterior Sancionan la ley que implementa el juicio por jurados en Buenos Aires

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario