En la sede del obispado de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, recibió a un grupo de padres que denunciaron a una docente de música de abusar sexualmente a niños de 3 a 5 años que asisten al Jardín de Infantes del instituto San Antonio María Gianelli.

 

En el transcurso de la reunión, que se extendió por casi dos horas, el obispo escuchó atentamente las angustias, inquietudes, planteos y peticiones formuladas por los padres.

 

Al finalizar la misma el obispo propuso sostener el espacio de diálogo y acompañamiento espiritual, y propiciar acciones concretas tendientes a satisfacer sus expectativas.

 

Por otra parte, se conoció que la abogada Patricia Perelló, que asumió la representación legal de la docente acusada, recibió una llamada telefónica en su estudio donde amenazaron con destrozar su oficina y lastimar a ella y a sus asistentes.

 

La letrada radicó la denuncia y señaló que la persona que efectuó la llamada dijo ser una de las madres denunciantes.

 

En lo que atañe al desarrollo de la causa, el fiscal Fernando Castro confirmó que se ordenaron pericias psicológicas sobre las víctimas a los fines de trata de reeditar el suceso que provoca el delito que se investiga para ver lo que realmente ha sucedido.

 

Las denuncias que obran contra la profesora superan las cuarenta, la mayoría pertenecientes a padres de alumnos que concurren al Nivel Inicial del Colegio Gianelli y se sumaron dos denuncias de otro establecimiento (Fleming) donde la acusada había dictado clases hace un año aproximadamente.

 

Requerí una serie de documentación a los establecimientos educacionales donde esta docente se desempeñaba, a los fines de empezar a tener un claro total de las actividades que esta persona realizaba: horarios, alumnos, sitios físicos, si estaban aptos, si se encontraba bajo alguna vigilancia, cosas que debo empezar a investigar“, precisó el agente fiscal.

 

Con respecto al tiempo que demandará las pericias a los menores, señaló que “obviamente va a llevar un tiempo de demora, hay que hacerlo en forma seria, que los niños no se sientan invadidos, se tomará uno por día para que el psicólogo pueda estar todas las horas que necesite estar con esa criatura y no juntarlos en el mismo lugar que pueda trascender algún dicho”.



Siguiente Noticia Quilmes se prepara para los primeros amistosos

Noticia Anterior Califican de "positiva" una reunión entre APREVIDE y clubes locales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario