En el año en que celebra el centenario del inicio de las obras de saneamiento en Mar del Plata, el edificio emblema de la prestación del servicio recibió a vecinos del Partido de General Pueyrredon, contingentes de la zona y turistas de distintas partes de la Argentina, quienes disfrutaron de su encanto arquitectónico y recibieron información sobre los sistemas de captación y distribución de agua, los desagües cloacales y pluviales y el emisario submarino.

 

Con la intención de promover el compromiso de la comunidad, Obras Sanitarias Mar del Plata – Batán aprovecha el atractivo de la Torre Tanque para difundir un mensaje alentador sobre el uso racional de los recursos naturales y el cuidado del medioambiente.

 

Con la finalidad de forjar una participación activa, comprometida y crítica por parte de la sociedad, Obras Sanitarias Mar del Plata – Batán instrumentó el Proyecto Educativo “¿Nos lavamos las manos?”.

 

“Esta innovadora propuesta, basada en el lema “Sin agua no hay vida”, apuesta al cambio de hábitos dirigido al uso racional y solidario del agua”, explicó el Ing. Mario Dell’Olio.

 

Lo concreto es que, desde su implementación en 2010, más de 30 mil alumnos de los tres niveles de enseñanza de escuelas públicas y privadas visitaron la Torre Tanque, se instruyeron en orden a la preservación del recurso y, de ese modo, se transformaron en promotores de conductas responsables.

 

De marzo a agosto de 2013, alrededor de 5.500 estudiantes fueron concientizados acerca de la importancia del cuidado del agua y de la necesidad de un cambio de actitud de cara a la naturaleza.

 

UN CLÁSICO EN VACACIONES

 

La mayor disponibilidad horaria y la marcada percepción como opción de esparcimiento justifican una notable afluencia de público a la Torre Tanque durante los recesos escolares.

 

En enero y febrero de 2013, más de 21 mil personas se acercaron al edificio de Falucho y Mendoza para conocer sus instalaciones, deleitarse con la peculiar belleza de sus jardines y gozar del talento de los artistas marplatenses en el ciclo organizado conjuntamente con la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de General Pueyrredon.

 

El éxito se repitió en las dos semanas de descanso correspondientes a julio, cuando alrededor de 2100 marplatenses, batanenses y turistas le hicieron frente al frío para descubrir la magia de este edificio.

 

Así, sin lugar a dudas, la Torre Tanque se ha convertido en un atractivo ineludible para grandes y chicos.



Siguiente Noticia El Teatro Diagonal será municipalizado

Noticia Anterior Defensor del Pueblo: la oposición convoca a sesión extraordinaria

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario