El concejal Mario Rodríguez (UCR) se hizo presente en el Astillero Contessi preocupado por la situación de incertidumbre al que están siendo sometidos por las autoridades del Consorcio Portuario Regional, quienes los intiman al desalojo por una deuda absolutamente injustificada.

 

Además, el motivo de la visita fue solidarizarse con los titulares de la empresa, en estos difíciles momentos que atraviesan.

 

Rodríguez asistió en el día del cumpleaños del empresario Federico Contessi, pudiendo dialogar con él y con su hijo Domingo, interiorizándose de los pormenores de esta increíble situación.

 

El edil expresó que “hay una crisis en el puerto de nuestra ciudad en general, y en la industria naval en particular. Esto no es nuevo ni es ajeno a la ciudadanía toda. Y en el caso de este astillero, se le suma un reclamo por parte del Consorcio del pago de una suma de dinero extraordinaria y el desalojo del lugar que ocupa”.

 

El concejal radical sostuvo que resulta poco creíble, justamente por ser una empresa familiar que desde el año 1963 y hasta la fecha, que ha dado trabajo a cientos de personas en esta ciudad.

 

En tal sentido, destacó que que cuando la situación económica financiera del país no ha sido favorable, los Contessi han valorado el esfuerzo de sus empleados por sobre sus propias pérdidas económicas.

 

“Ejemplo de ello es el actual momento donde para evitar el despido de gran parte de su planta están construyendo tres barcos a su exclusivo costo, sin tener en mira si tendrán o no una venta futura. Uno de ellos, el barco fresquero `Trabajamos I´, el cual aún no tiene dueño, piensan botarlo para el Día de la Industria Naval, el 12 de septiembre”, indicó.

 

“La industria naval local, en un momento tan difícil para la actividad portuaria, no merece ni puede aceptar el intento de destrucción de una empresa emblemática. Máxime cuando sospechamos que detrás de todo esto hay una maniobra política, pergeñada por empresarios afines al gobierno nacional y funcionarios políticos provinciales a los cuales se instaló por medio de una intervención”, afirmó el concejal radical.

 

“Es tiempo de respaldar a esta empresa, priorizando el trabajo de cientos de conciudadanos y sus familias en forma directa, y a miles en forma indirecta, los cuales se verían seriamente afectados si esta empresa cerrara sus puertas”, sentenció Rodríguez.



Siguiente Noticia El Consejo de Cultura celebra su 10 º aniversario

Noticia Anterior "Están esperando que se muera un chico en una escuela"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario