En el Día de la Industria, la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa) y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (Cepa) reclamaron la urgente puesta en marcha de un plan integral de dragado en el puerto de Mar del Plata que permita recuperar la plena operatividad de una de las principales infraestructuras productivas de la provincia de Buenos Aires y de la Argentina.

 

Las principales autoridades de estas entidades, Gabriel Quercia y Oscar Fortunato, plantearon que el primer y más importante puerto de ultramar del país atraviesa desde hace años por una delicada situación que tiende a agravarse.

 

“Como consecuencia de una inadecuada y escasa inversión en mantenimiento, la estación marítima carece de las condiciones mínimas e imprescindibles para seguir cumpliendo con normalidad con sus funciones productivas, pesqueras, de astilleros y reparaciones navales; de defensa, deportivas y turísticas para las cuales fue concebida hace más de 100 años”, expresaron a través de un comunicado.

 

Al indicar los inconvenientes que trae aparejado la continua acumulación de arena, tanto en las vías de acceso como en las muelles, los empresarios remarcaron que perjudica la operatividad de la flota pesquera e impide actualmente recibir a buques portacontenedores, petroleros o cruceros turísticos, entre otros.

 

“La falta de calado provoca que resulte imposible el ingreso de este tipo de embarcaciones, al mismo tiempo que pone en riesgo la navegación de los barcos pesqueros de mediano y mayor porte”, reconocieron.

 

“Estas circunstancias reflejan el enorme retroceso experimentado en los últimos años por un puerto que dejó de actuar como un elemento dinamizador de la economía”, añadieron.

 

Muy por el contrario, desde ambas cámaras empresarias expresaron que las crecientes dificultades generadas por la sedimentación sumadas a la pérdida y la obsolescencia de parte de su infraestructura (muelles, vías de acceso terrestres y ramal ferroviario) “llevaron a que el puerto de Mar del Plata ya no pueda ser considerado como una ventaja competitiva de la región para captar inversiones, crear nuevos puestos de trabajo y generar riqueza”.

 

“Más bien, la degradación del puerto acentuó el deterioro de todas las actividades que dependen de manera directa e indirecta de su correcto funcionamiento”, consignaron.

 

Ante ese panorama, Quercia y Fortunato afirmaron que la industria pesquera experimentó en el último año la multiplicación de sus costos logísticos por no poder seguir exportando sus productos directamente desde Mar del Plata.

 

Esta situación obliga a la industria a despachar su mercadería a través de Capital Federal, para lo cual debe realizar una inversión adicional para asegurarse que cada contenedor llegue al puerto de Buenos Aires, que equivale al 50% del valor del flete de un contenedor entre Buenos Aires y Europa.

 

“Este valor multiplicado por la cantidad de contenedores que la industria pesquera marplatense podía despachar en un año por vía marítima desde la ciudad (en 2005 fueron unos 8.380) marca la pauta de las enormes pérdidas económicas que sufre el sector, situadas entre los 17 millones y los 20 millones de dólares en concepto de sobrecosto por transportar por tierra esa misma cantidad de mercadería en los últimos 12 meses”, señalaron.



Siguiente Noticia Buscan priorizar la peatonalización en sectores comerciales

Noticia Anterior Eligieron a los delegados ambientales que participarán del congreso

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario