La candidata a diputada Nacional por el Frente Renovador, Mirta Tundis, encabezó un almuerzo en el cual junto a 300 abuelos, se conmemoró el Día de los Derechos de la Ancianidad.

 

Acompañada por los candidatos a senadores provinciales Patricio Hogan y Gabriel Pampín, además de los postulantes a concejales Cristian Azcona, Lucas Fiorini y Mercedes Morro, la especialista en temas previsionales aprovechó la oportunidad para dialogar con los adultos mayores sobre sus objetivos como funcionaria y también para aclararles dudas e inquietudes.

 

Desde el vamos aclaró que aceptó esta candidatura “con la convicción de poder ayudar y solucionar todo lo que me planteaban y me decían a través de la pantalla. El resolver esos reclamos será el broche de mi carrera, luego de trabajar 35 años en televisión, de los cuales 23 fueron reclamando en vivo lo que los abuelos me planteaban, sintiéndome la voz de la tercera edad. Ese es mi compromiso y el de Sergio Massa, con quien compartimos formas similares: no queremos prometer sino resolver”, indicó sobre su objetivo y el del creador del Frente Renovador.

 

Respecto a las dificultades principales que afectan a los adultos mayores en la actualidad, en primer término se refirió a los bajos haberes jubilatorios: “Venimos reclamando desde hace mucho tiempo que se reconozca la deuda interna que se tiene con ellos. Bienvenidas sean las movilidades que se vienen aplicando a sus jubilaciones, pero no hubo una recomposición real. Que hoy el 75% perciba un haber mínimo de $2.165 –que pasará a $2.400 a partir de septiembre- demuestra que nadie puede vivir, porque la canasta básica está cerca de los $4.000 . La realidad es que deberían cobrar unos $4500. No sé si vamos a llegar a esa suma pero estamos trabajando para recomponerla”.

 

Los bajos ingresos, los juicios a diez años para recomponerlos y las falencias en la medicina –“no pueden esperar cuatro meses para que los atienda un médico”- cuajan dentro de los maltratos que reciben los abuelos, que se suman a los que les brindan la sociedad y hasta a veces la propia familia, desprotegiéndolos o siendo víctimas de los ataques de delincuentes.

 

“Siempre son un blanco seguro porque se sabe que al menos todos los meses tienen dos mil pesos para cobrar, son vulnerables y no pueden reaccionar ante los ataques”, resumió.

 

Al respecto, el candidato a primer Concejal por el Partido de General Pueyrredón, Cristian Azcona, acotó: “Los abuelos nos hacen llegar también inquietudes sobre la falta de prevención y su enojo por ser víctimas de robos constantes. Creo que desde el Municipio se pueden hacer muchas cosas y tenemos el ejemplo de Miramar, a muy pocos kilómetros, con una experiencia muy rica de prevención que se podría copiar desde Mar del Plata”.



Siguiente Noticia "Le faltan el respeto a la defensoría del pueblo”

Noticia Anterior Fomentan el rol social de clubes y organizaciones civiles

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario