El próximo martes 3 de septiembre, a las 9 horas, está convocada la Asamblea Universitaria con el fin de modificar la “Carta Magna” de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

 

Después de más de 20 años y muchos intentos frustrados a lo largo de las distintas gestiones, pareciera que la Universidad Nacional de Mar del Plata finalmente podría modificar su estatuto el próximo martes.

 

En vistas a dicha ocasión, desde la organización Cauces (que conforma un bloque de 15 escaños en la Asamblea) afirmaron que “se trata de un avance histórico para la Universidad”.

 

Natalia Bartels, asambleísta estudiantil por la Facultad de Ingeniería expresó “el estatuto, además de ser el esqueleto reglamentario que rige a la Universidad, es donde se plasma qué tipo de institución se quiere a futuro; sobre qué pilares ideológicos se sustenta”.

 

En ese sentido, agregó, “apostamos a un estatuto que incluya la gratuidad de las carreras de grado, el ingreso irrestricto, la formación en prácticas de extensión durante las carreras para generar más compromiso social en nuestros graduados, las políticas de bienestar estudiantil, entre otros puntos”.

 

Uno de los temas más discutidos a lo largo del proceso de reforma ha sido la incorporación del cuerpo del Personal Universitario en los órganos de cogobierno.

 

Al respecto desde Cauces aclararon que “estamos a favor de la incorporación del Personal Universitario en todos los órganos de gobierno, y si bien sabemos que hay sectores que disienten con esta visión, estamos sumando las voluntades políticas de aquellos que coinciden con nosotros a fin de hacer expresa esta posición el martes. De todos modos, valoramos como un avance que ya esté dado el consenso de su incorporación en la Asamblea y el Consejo Superior”.

 

Asimismo, el presidente de la Federación Universitaria Marplatense, Francisco Barberis, perteneciente también a Cauces, agregó que “entendemos que la reforma de nuestro estatuto es un momento crucial para avanzar en la reivindicación del ideario reformista, y en la transformación real de la Universidad, y que, lejos de ser un punto de llegada, esta reforma es un punto de partida y en adelante tendremos que militar para que los lineamientos que marcará este nuevo estatuto sirvan efectivamente para hacer una Universidad más democrática y comprometida con la sociedad.”



Siguiente Noticia Avanzan los preparativos para la 2º ExpoIndustria

Noticia Anterior Construyen fogones antivándalicos para el Parque Camet

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario