Con motivo de la Misión por el año de la Fe, el Obispo de la diócesis de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, presidió una misa en la Unidad Penitenciaria Nº 15 de Batán, en la cual se bautizó, tomó la comunión y se confirmó un grupo de internos que habían solicitado recibir estos sacramentos.

 

En esta oportunidad Monseñor Marino, estuvo acompañado por el Capellán de la Unidad, Presbítero Hernán David, de la Alcaidía Penitenciaria Batán, Hermana Helena Kuck, y las autoridades, el Director de Unidad, Horacio Falcone, el Subdirector de Asistencia y Tratamiento, Roberto Astete y el Subdirector de Administración, Claudio Brischetto.

 

La Santa Misa sirvió para coronar una serie de acciones conjuntas que viene desarrollando la Pastoral Penitenciaria, que incluye la finalización del concurso de pintura artística “Pinta tu fe”, la reciente culminación del encuentro del Grupo “Cura Brochero” quienes realizan encuentros de evangelización en este caso con internos, y el cierre de una recorrida especial, que realizaron un grupo de Seminaristas en camino al Sacerdocio, por diferentes Pabellones de la Unidad.

 

El Obispo Marino se dirigió en la homilía a los fieles: “Es una alegría para mí la oportunidad que me dan, de acercarme a ustedes y trasmitirles que la mayor riqueza que tiene la Iglesia es la fe, y en este año tan especial en que el Papa Francisco nos ha instruido en la necesidad de salir a la periferia, y de acompañar a los más necesitados”.

 

En la misa se bautizaron, tomaron la comunión y se confirmaron un grupo de internos, por lo que convirtió la misa en una gran celebración de la fé católica, que acompañaron con bendiciones de una Santa Cruz y Santos Rosarios confeccionados por los internos, además se le entregó al Obispo hostias realizadas por internas de la Unidad Penal Nº 47 de San Martín, para que sean utilizadas durante una de sus homilías.

 

En la oportunidad el director de la Unidad, Horacio Falcone, expresó: “Es una alegría para nosotros recibir la visita de nuestro Monseñor en esta nuestra casa, no solo para los internos que hoy recibieron estos sacramentos, sino también para todo nuestro personal, para que con su presencia y su palabra traiga la paz a nuestros corazones y que la fe nos guíe por el buen camino para conducir los destinos de este establecimiento”.



Siguiente Noticia Retiran una de las últimas marquesinas del microcentro

Noticia Anterior "Hay que apoyar las medidas pero reservar los aplausos al esclarecimiento de los hechos"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario