El enésimo robo contra la sucursal de una tradicional firma de indumentaria deportiva ubicada en la esquina de Rivadavia y Catamarca derivó en la drástica decisión de sus dueños de cerrar las puertas ante la falta de seguridad en la zona.

 

Durante la madrugada de este miércoles, delincuentes destrozaron una de las vidrieras y se alzaron con alrededor de 40 mil pesos en mercadería.

 

Este tipo de modalidad se repite periódicamente contra las distintas sucursales de las dos principales casas deportivas de Mar del Plata.

 

Como ocurrió con un comercio de la calle Alem que a raíz de los reiterados robos decidió cerrar temporalmente sus puertas, ahora fue un local de indumentaria deportiva ubicada a 120 metros de la comisaría Primera.

 

Jorge García, gerente de la firma Rossi Rossi, expresó que “lamentablemente volvió a reiterarse la misma metodología, con adoquines destrozan la vidriera, robando mercadería de todo tipo”.

 

 

“Sabemos como es esto y a esas horas de la madrugada, estando a tan pocos metros de la comisaría Primera no tenemos ningún tipo de seguridad“, confesó.

 

El local permaneció cerrado para hacer el inventario correspondiente de la mercadería sustraida y por tal razón se colocaron carteles informando del cierre “por robos reiterados”.



Siguiente Noticia Habilitan servicio gratuito para recepcionar reclamos de vecinos

Noticia Anterior Paro intersectorial de trabajadores de ATE

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario