El Gobierno Nacional anunció que todos los empleados y jubilados que ganen hasta 15.000 pesos no van a pagar más el Impuesto a las Ganancias. La medida beneficia a 1.497.368 empleados y jubilados.

 

Con este esquema, sólo pagarán Ganancias el 10,2% del total de los empleados y el 0,7% del total de los jubilados y pensionados.

 

En definitiva, “con este beneficio, el 89,8% del total de los empleados y el 99,3% de los jubilados y pensionados NO PAGARÁN IMPUESTO A LAS GANANCIAS”, señaló el administrador federal, Ricardo Echegaray.

 

También se anunció que quienes ganen más de $ 15.000 y hasta $ 25.000, verán mejorado su sueldo de bolsillo ya que se incrementan un 20% las deducciones del impuesto.

 

Además, con otra medida se busca igualar la capacidad de consumo de los trabajadores de la Región Patagónica (La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Patagones, Provincia de Bs. As.) con los del resto del país. Para esto, se estipula un incremento del 30% del mínimo no imponible para los trabajadores y jubilados de esa región.

 

Con esta medida adicional 115.947 trabajadores de la Región dejarán de pagar Ganancias sobre un total de 226.214. Ahora sólo abonarán 110.217 empleados.

 

“Trabajamos en una propuesta innovadora, que beneficia a más personas, a los que menos ganan, una mecánica de liquidación del Impuesto a las Ganancias más progresista”, destacó el titular de la AFIP, encargado de anunciar las medidas en Casa de Gobierno.

 

Las tres medidas, entrarán en vigencia el 1º de septiembre y suponen un esfuerzo fiscal de $4.495 millones de pesos sólo en 2013. Esto importe incluye el anuncio de ANSES referido al incremento de las asignaciones familiares.

 

Para compensar esa merma, y a propuesta de los empresarios, se gravará con una alícuota del 15% la compraventa de acciones y títulos que NO cotizan en la bolsa y se eliminarán la exención que tienen los sujetos del exterior por la compraventa de acciones. “Esto nos aporta un promedio 697 millones de pesos anuales”, puntualizó Echegaray y agregó que “se aplicará una alícuota del 10% a los dividendos que las empresas distribuyan a sus accionistas, lo que contribuye con 1.359 millones de pesos anuales”.

 

“En definitiva, de los $ 4.495 millones de merma, $ 2.056 lo aportan los privados y $ 2.439 el Estado nacional”, graficó el administrador federal y agregó que las medidas son resultado de “la evaluación constante de las variables económicas y en función de eso, elaborar propuestas anti-cíclicas para mejorar el nivel de vida de los trabajadores y jubilados, y así fomentar el consumo y la demanda interna para poner en marcha los sectores productivos de nuestra economía”, concluyó Echegaray.



Siguiente Noticia Ley de Medios: la Corte escucha al Estado, a Clarín y a diez ONG

Noticia Anterior Gendarmería podría patrullar las calles de Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario