El Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicio de la Industria Naval de la República Argentina (SAONSINRA) solicitó con carácter de urgente al Consorcio Portuario, que revoque la concesión otorgada a la firma Unión SA por los incumplimientos en el manejo del astillero.

 

“Estamos preocupados por la situación laboral de nuestros compañeros y el sustento de más de 60 familias de trabajadores navales cuya fuente laboral está en peligro”, expresó en la carpa montada frente al astillero, el secretario general de SAON, Cayo Ayala, durante su visita a Mar del Plata.

 

Dirigentes del gremio presentaron al interventor del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata, Matías Machinandiarena, un escrito con importante documentación, en el que se denuncia una sospecha de vaciamiento del Astillero Unión SA.

 

“Poner personas insolventes al frente de una firma sin la capacitación suficiente para dirigir una empresa que garantice la sustentabilidad de un proyecto productivo, sumado a las maniobras poco claras realizadas para la conformación de este nuevo y supuesto directorio, es un claro intento de vaciamiento de una empresa”, sostuvieron los dirigentes del SAON en referencia a Walter Castro, Cesar Jacinto Briatore y Guillermo Andrés Larraburu.

 

“Todos, ex dirigentes del Sindicato Argentino de Obreros Navales y que habían sido expulsados por inconductas y desmanejos”, denunciaron.

 

Por su parte, Juan Speroni presidente de OSPENA (Obra Social del Personal Naval), involucra también a Arístides Vega “quien junto con Briatore, fueron separados de sus cargos dentro del Consejo de Administración de la obra social”.

 

Desde el SAON denuncian que “estas personas carecen de solvencia económica y de las garantías necesarias para pretender quedarse con un astillero cuyo predio es del estado provincial y las maquinarias son de los trabajadores, muchos de ellos con una antigüedad promedio de más de 15 años”.

 

“Esta personas que intentan hacer frente al desarrollo de la planta industrial no pueden exhibir ni ingresos genuinos ni capital que insume un astillero de esta envergadura y los Canones que el Consorcio les exige, entre otros ítems”, dijo Ayala.

 

Además, “es tal la desprolijidad de Castro, Briatore, Larraburu y Vega, que formaron el Sindicato de la Actividad Naval de Mar del Plata conocido por su sigla ´SANAM´; siendo el propio Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación quien el 29 de julio pasado declaró su ineficacia jurídica en el proceso eleccionario, no representando legal ni legítimamente a ningún trabajador del sector”, manifestaron como una prueba más de las irregularidades de estas personas que intentan ser dirigentes sindicales a la vez que empresarios.

 

Por eso mismo, “SAONSINRA en carácter de representante legal y genuino de los trabajadores afectados en este conflicto, espera que el Consorcio Portuario se expida y revoque la concesión otorgada a la firma Unión SA por los incumplimientos realizados y por la falta de credibilidad y de sustentabilidad en la conformación del nuevo directorio, salvaguardando de esta forma la herramienta de trabajo de los trabajadores e impulsando un verdadero proyecto con actores de la industria naval que cuenten con la experiencia técnica económica y de capital que lleve tranquilidad a los trabajadores navales y sus familias afectadas en este proceso”, sostuvieron los dirigentes del sindicato.



Siguiente Noticia Se formalizó la prórroga del contrato por la recolección de residuos

Noticia Anterior Lanzan concurso “Estímulo Telefónica” para estudiantes de periodismo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario