Cansados y atemorizados por su integridad física, los empleados del Centro de Salud Nº2, ubicado en Guanahani entre José Hernández y Alvear, denunciaron que varias veces fueron asaltados por los propios pacientes que se atienden en ese efector municipal.

 

También denunciaron agresiones verbales y ataques contra el edificio que, en algunos casos, fueron realizados con armas de fuego.

 

Este panorama laboral se registra desde hace mucho tiempo y los más afectados son los que cubren el servicio de la guardia. Días atrás, un enfermero sufrió una agresión con una piedra que le arrojaron en el rostro.

 

Ante esta situación, los empleados solicitaron que instalen rejas para garantizar un ambiente laboral de mayor seguridad y tranquilidad. Además, reclamaron presencia policial permanente después de las 5 de la tarde recorriendo las salas.



Siguiente Noticia Cronograma para la esterilización quirúrgica de mascotas

Noticia Anterior El “Escenario Andante” sigue su ruta por diferentes barrios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario