Las autoridades del Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata volvieron a plantear su preocupación ante la falta de avance en la repotenciación de la central ubicada en esta ciudad, la cual entendieron como una obra imprescindible en la coyuntura actual.

 

Esto a raíz de los anuncios de la construcción de líneas de transmisión entre Mar del Plata y Bahía Blanca que estarían unidos al sistema interconectado nacional.

 

Cabe recordar que hace dos meses hubo una serie de anuncios de las autoridades de Centrales de la Costa con respecto a la 9 de Julio, de la cual participó el propio intendente Pulti.

 

José Rigane, secretario general de Luz y Fuerza Mar del Plata, se mostró escéptico que la iniciativa anunciada el pasado 21 de agosto se lleve a cabo rápidamente después de 25 años de espera, siendo esta obra de imprescindible necesidad.

 

“Más aún, si tenemos en cuenta que en 2006, el entonces presidente de la Nación Néstor Kirchner asumió el compromiso de realizar la repotenciación de la Central 9 de Julio“, expresó.

 

Con respecto a la Central ubicada en el puerto, comentó que “desde 1999 que manifestamos que la crisis energética en la ciudad es cada vez mayor y que la repotenciación de la Central 9 de Julio es una obra imprescindible en la coyuntura actual. También dijimos que la obra de fondo era, y es, la línea de 500 KV de la cual se acaba de anunciar su licitación”, agregó.

 

Rigane señaló que hace dos meses atrás, el intendente Gustavo Pulti mantuvo una reunión con el presidente de Centrales de la Costa Atlántica, Tomás Hogan, donde se abordó la posibilidad de encarar su repotenciación con dos máquinas de última generación.

 

“Sin embargo, dos meses después, el mismo intendente municipal que se comprometió a repotenciar la Central 9 de Julio, participó, junto al gobernador Daniel Scioli del anuncio de la construcción de las líneas de 500 kv entre Bahía Blanca y Mar del Plata. Obra, que por su envergadura, tardaría por lo menos 7 u 8 años en concretarse. La repotenciación de la Central llevaría alrededor de dos años. Entonces, si la repotenciación no se ejecuta: ¿Qué pasa mientras tanto con la energía en Mar del Plata y Centro sudeste de la Provincia?”, se preguntó.

 

El dirigente sindical consideró que los intereses políticos partidarios y económicos, una vez más, interfieren con las necesidades del pueblo. “Por lo menos dos cuestiones nos hacen pensar esto: el recientemente renunciado presidente de Centrales de la Costa Atlántica es el padre del actual intendente de Miramar, Tomás Hogan que se unió al Frente Renovador de Sergio Massa; por otro lado, existen intereses económicos que quieren que en el edifico de la Central se realice un emprendimiento comercial de envergadura“, especuló.

 

“Mientras tanto, en Mar del Plata se instalaron 40 motogeneradores para abastecer a la ciudad en el verano y muchos todavía están funcionando para tratar de cubrir la demanda que tiene la ciudad. Son equipos antieconómicos, que generan ruido, vibran, contaminan el medio ambiente y gastan más combustible del necesario. Son equipos de emergencia para usar durante apagones y que en nuestra ciudad se usan cotidianamente para satisfacer la demanda”, añadió.

 



Siguiente Noticia Cefil organiza un festival en em mes del niño

Noticia Anterior Comisaría móvil, patrulleros y cámaras de seguridad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario