Después de que el corto “Ni una sola palabra de amor” estallará en las redes, ahora apareció su verdadera protagonista: María Teresa, la voz del contestador que le reclama a su esposo Enrique.

 

“Lo vi en la tele y no le di bolilla porque no le presto mucha atención a YouTube y no pierdo tiempo en eso. Además, no me llamaría la atención un video así. Al principio lo noté como una persona que llama por teléfono e insiste para comunicarse con el otro. En realidad fue eso, una serie de llamados míos durante el día”, contó la verdadera protagonista a Clarín.com, quien aún sigue casada con el famoso Enrique.

 

“Al principio no reconocí la voz, sí dije ‘Qué casualidad, un Enrique y una María Teresa’. Después de verlo dos o tres veces en varios canales de televisión me pareció que era mi voz y llamo a Enri, y le digo ‘Che, me parece que somos nosotros’. Como veía la cara de la chica, no me daba cuenta que era yo, hasta que me llamó mi hermano en ese ínterin y confirmé que éramos nosotros”, agregó.

 

“Es la historia de un matrimonio de 30 años y los 10 llamados fueron un punto, un episodio. Detrás de eso hay una historia que supera a la ficción pero que es interesante de analizar para ver cómo se sigue después de un distanciamiento así. Uno piensa que era un drama amoroso pero había otras connotaciones, problemas financieros… Todavía es más interesante para las mujeres porque debemos ser muchas las que estamos en esas situaciones. Yo le había dado un raje violento pero necesitaba que volviera. Yo siempre digo que si viene Campanella y me pregunta sobre la historia, hacemos una película ya”, cuenta.

 

 

“Mi marido se acordó que fue en el año 98, cuando él estaba en la casa de un amigo en Olivos. El teléfono era de ahí y en ese tiempo uno no le daba importancia al casetito. No sé qué hicieron con el departamento”, completó.

 

Por último, la mujer halago la filmación. “Me encantó y nos reímos mucho con Enrique. Vimos que el corto tenía premios, que el director lo hizo muy bien y el rol de la chica también está muy bien logrado. Ella no es parecida a mí en la personalidad porque yo tengo una bastante más fuerte de la que se ve. Pero está muy bien ella, lo logró”, concluyó.

 

El corto, que se conoció hace unas semanas en las redes sociales, está basado en unos audios encontrados en el casette de un viejo contestador automático, comprado en el Mercado de Pulgas.



Siguiente Noticia El Consorcio Portuario lanzó plan de facilidades de pago

Noticia Anterior Zeballos debutará ante un francés en el US Open

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario