En el marco del programa “El Rugby como Herramienta de Tratamiento Penitenciario” se llevó a cabo un partido de entre “Oktubre” el equipo de internos de la Unidad Penitenciaria Nº 15 de Batán y un combinado de jugadores del “Biguá Rugby Club”, veteranos ex – Rugbiers, entre otros clubes y que además tuvo la finalidad benéfica de entregar a la ONG CILSA, una veintena de sillas de ruedas reparadas por los integrantes del proyecto.

 

Este partido fue el cierre de un campeonato dentro de la modalidad de Seven, con la participación de 50 internos que se dividieron en cuatro equipos para conformar un cuadrangular por puntos, del que participaron jugadores mayores y jóvenes adultos, que además de incrementar la práctica tuvo como premio para los seleccionados, alrededor de 32 de ellos, a un partido con jugadores que militan en la primera división de clubes marplatenses de rugby.

 

El evento contó con la presencia del anfitrión de la casa, el Director de la Unidad 15, prefecto Mayor Horacio Falcone, quien se refirió al respecto: “Una vez más quedó demostrado que en la vida como en el deporte todo se consigue con esfuerzo y dedicación, y estos muchachos siguen esmerándose para progresar como deportistas y para ser mejores personas… sin dudas que el deporte integra y educa, deja valores que se transforman en fines solidarios, como lo es la entrega de estas sillas de ruedas, queremos dejar a todos nuestras felicitaciones y a CILSA por acercarse”.

 

Acompañaron también, el juez Esteban Viñas representando a la ONG “Cambio de Paso”, el director de Políticas Deportivas del EMDER, Juan Manuel Aiello en representación del programa “Deporte Mar del Plata”, el Jefe del Complejo Penitenciario a cargo, Inspector Mayor Luis Gauna, el Director de la Unidad Femenina Nº 50, Inspector Mayor, Carlos Russo, entre otros.

 

Para finalizar se hizo la entrega de una veintena de sillas de ruedas que fueron reparadas, que incluyó la colación de neumáticos, pintura, tapizados, entre otras.

 

Al respecto, Lucrecia Albornoz de CILSA dijo: “Es una alegría enorme para nosotros recibir esta donación departe de ustedes que se han esmerado en recuperar estas sillas que serán entregadas a personas con una discapacidad, y que seguramente mejorará su calidad de vida, muchas gracias a todos los colaboraron y a las autoridades”.

 

Cabe mencionar que además un grupo de internos realizó una silla especial para una niña con cuadriplejía de la localidad de Florencio Varela y que fue enviada por intermedio del niño ventrílocuo “Sair Mussi”, que siempre colabora con instituciones que ayudan a chicos con alguna discapacidad y que se ha acercado en varias oportunidades formando un vínculo con el programa y los internos.



Siguiente Noticia Impulsan la creación de una Guardia Urbana Marplatense

Noticia Anterior Peñarol sumó al escolta Isaac Sosa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario