Luego de una jornada polémica donde el Sindicato de Camioneros resolvió paralizar la recolección de residuos en General Pueyrredon por incumplimiento por parte de la empresa 9 de Julio en el pago de haberes de la quincena correspondiente y movilizarse con sus camiones hasta la Municipalidad, finalmente la medida quedó sin efecto.

 

Luego de idas y vueltas, reuniones con funcionarios municipales, una frustrada audiencia en el Ministerio de Trabajo y la amenaza latente de la prolongación del conflicto con la basura de los vecinos sin ser recolectada, se acordó con el intendente Gustavo Pulti levantar el paro.

 

En conferencia de prensa, el jefe comunal confirmó que a partir de la noche de este miércoles el servicio comenzará ser regularizado.

 

Pulti presentó la documentación correspondiente que avalaba lo que al mediodía sus funcionarios habían afirmado, que el municipio no adeudaba nada a la empresa 9 de Julio. “No solo el Municipio está al día, sino que está pagando por adelantado. La que adeuda servicios es la empresa”, aseveró.

 

Tras señalar que se llegó a este conflicto “por una actitud irresponsable e ingrata de la Empresa 9 de Julio”, reconoció que existen “reclamos de la empresa que se están discutiendo”.

 

En tal sentido, expresó que “hay una actualización del pago de las facturas que ya se ha reconocido y en actas que tiene la empresa está la actualización de los pagos que hará el municipio de aquí en adelante, con valores actualizados por los costos diferentes que tiene la empresa y que hemos discutido y acordado.”

 

“En consecuencia, ni hay facturas impagas ni hay riesgo de perder fuentes de trabajo. Solamente había una discusión sobre algunas actualizaciones que han sido volcadas en un acta que la empresa tiene desde la semana pasada y que estamos esperando que vengan a firmar”, agregó.

 

Más adelante, Gustavo Pulti explicó que “han utilizado la preocupación de los trabajadores para generar esta situación del conflicto” y señaló que tomaron contacto con la dirigencia gremial de Camioneros, “y hemos ratificado la voluntad del municipio de continuar con el contrato, lo cual no arriesga los puestos de trabajo”.

 

El Intendente no dejó pasar la oportunidad para asegurar que existieron intereses políticos que utilizaron esta situación, “que han enviado gente a agitar esta situación y que han intervenido oblicuamente. Y la respuesta que hemos obtenido de la dirigencia gremial es que se van a retomar las tareas y van a levantar la medida de fuerza que se ha llevado a cabo”.

 

Por último, solicitó paciencia a los marplatenses y lamentó esta situación “producto de una actitud ingrata que ya veremos de qué manera utiliza la empresa 9 de Julio la oportunidad de devolver esa gratitud a los que les han dado trabajo por más de una década. Y veremos cómo se aclararán las discusiones en relación a las pretensiones de la empresa sobre supuestas actualizaciones del pasado que quisieron llevar a cabo.”



Siguiente Noticia Mar del Plata afectada por fuertes vientos

Noticia Anterior Cucaiba reconoció fallas en la comunicación con la familia de Franco

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario