El concejal Mario Rodríguez (UCR) realizó una visita a las Escuelas Primaria Nº 43 y Secundaria Nº 60, y conversó con sus autoridades. Ambas escuelas comparten un mismo inmueble, donde finaliza el asfalto de la Avenida Tetamanti (a la altura del 6496), y reciben a más de 400 alumnos de las zonas quinteras, como Valle Hermoso y Parque Palermo.

 

El edil radical, integrante de la Comisión de Educación del Concejo Deliberante, pudo comprobar que dichos establecimientos se encuentran en malas condiciones de mantenimiento, idéntica situación en que se hallan la amplísima mayoría de las instituciones educativas del Partido de General Pueyrredón.

 

El edificio presenta humedad en paredes y techos, vidrios rotos, sillas y mesas en mal estado, filtraciones, etc. Se encuentran obturados algunos artefactos sanitarios como inodoros y piletas de patio. Lo mismo ocurre con la zinguería en general.

 

En el caso del patio carece de luz, haciendo difícil la circulación a la salida del turno vespertino. No hay veredas, con lo cual los días de lluvia el barro es el camino de entrada a la escuela, dejando las aulas en pésimas condiciones de higiene. Son recurrentes los reclamos para erradicar roedores y moscas, atento la presencia permanente de los mismos producto de la cercanía de basurales y silos.

 

Siendo barrios periféricos y con mayoría de habitantes de bajos recursos, estas escuelas cuentan con 180 cupos en su comedor, porque los mismos han sido recortados, pero gracias al esfuerzo de las autoridades de las Escuelas, se da de comer diariamente a 230 niños, siendo éstas, en muchos casos, las únicas ingestas de esos niños.

 

El estado de deterioro del asfalto y la falta de alumbrado público, en gran parte de la extensión de la Av. Tetamanti, tornan más insegura la zona, a pesar de la Comisaría que se encuentra al lado de la escuela, y que en sus fondos parece un depósito de móviles rotos y en desuso.

 

El Concejal Rodríguez se comprometió a llevar adelante gestiones a fin de intentar que la dejadez, la falta de gestión y la indiferencia se transforme en compromiso por parte de quienes tienen que aportar la solución a estas demandas y necesidades.



Siguiente Noticia Polémico caso de frustrada donación de órganos

Noticia Anterior Juventud Radical reclama mejores políticas de empleo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario