La Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata dispuso por sesenta días que el complejo penitenciario de Batán no reciba más presos.

 

Cumplido más de la mitad de ese plazo, el juez Marcelo Madina afirmó que se ha logrado una disminución de la población de internos, a raíz de los constantes egresos por cumplimientos de penas o diferentes beneficios (salidas transitorias, libertad condicional) así como una mayor provisión de alimentos.

 

Mientras tanto, todavía queda pendiente definir la cuestión de traslado de unos 250 detenidos de otros departamentos judiciales.

 

El juez Marcelo Madina, integrante de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata, manifestó que “estamos a mitad de camino con algunas señales importantes en materia de números de internos y de provisión de alimentos que en algunos de los rubros se habría producido un reestablecimiento de raciones”.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el magistrado precisó que en lo que atañe al ingreso de detenidos “se registra una merma en esa unidad penal, es decir, hubo un mayor egreso que ingresos de detenidos”.

 

Madina recordó que en el caso de la Unidad 44 había posibilidad de ingresos en la medida que se produjeran vacantes mientras que en la UP 15 existe una prohibición de ingresos.

 

“Como primer dato es que hay una disminución de la cantidad de internos en la unidad penal, producto de los egresos por diferentes motivos (libertad condicional o salidas transitorias) que se producen constantemente, que en la medida que no se cubren esas plazas genera un número menor de detenidos”, explicó el juez marplatense.

 

No obstante, el camarista aclaró que esa medida no sería suficiente si no se hubiesen modificado otros paramétros, “ya que el habeas corpus relevó que había un gramaje de provisión de comida por interno que, aún cuando tengamos menos internos, se debe garantizar que la provisión de alimentos sea suficiente“.

 

Al respecto, indicó que por comunicaciones que se hicieron desde el Servicio Penitenciario “se ha reestablecido una ración de carne diaria por persona, lo cual lo acerca a los niveles que habían sufrido una reducción, y que también se modificó sustancialmente el gramaje de alimentación por interno”.

 

En cuanto a los temas pendientes de resolución, Madina planteó la cuestión de traslado de unos 250 detenidos de otros departamentos judiciales. “Esta es una propia resolución del Ministerio de Justicia, que tiene más de un año, que debía haber un reacomodamiento de los internos y que debían volver a sus unidades de origen”, detalló.

 

Mientras los plazos se acortan, vale señalar que el Ministerio de Justicia apeló el fallo y está pendiente de resolución un recurso de Casación en varios de sus aspectos.

 

“Fundamentan que la información que tenía la Cámara estaba desactualizada, pero por otra parte los informes hablan que está normalizado la provisión de alimentación, lo cual implica que no era normal”, señaló Madina.

 

Consultado por las disposiciones que están tomando los jueces al determinar que una persona debe quedar tras las rejas, el camarista respondió que “en la Unidad 44 no habría problemas que ingrese un interno, por otra parte tenemos conocimiento que hay jueces de ejecución que está disponiendo la detención en unidades cercanas“.

 

No obstante, el juez Madina señaló que desde la Defensoría General se ha relevado que hay un menor número de prisionización, “esto quiere decir que los juzgados de origen han dispuesto menores detenciones que las que se venían disponiendo mes a mes“.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red FM 91.3



Siguiente Noticia Prefectura intima por deudas a embarcaciones deportivas

Noticia Anterior Bebé marplatense necesita con urgencia un triple trasplante

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario