Por primera vez, las personas trans votaron con un documento que refleja su identidad de género.

 

En todo el país se vivieron escenas de emoción ante la reivindicación histórica del colectivo trans de poder ejercer este derecho, largamente reclamado que se logró en 2012 cuando el Congreso de la Nación vota la Ley de Identidad de Género.

 

Leonor Acuña, dijo a Télam que se siente “libre” y “cómoda” al poder ejercer un derecho muchas veces resignado por miedo a la discriminación.

 

“Fue una jornada histórica, porque por primera vez en mi vida no tuve que sufrir la discriminación al momento de ejercer mi derecho como ciudadana”.

 

Miembro de la FALGBT y de ATTTA, Leonor fue la tercera persona a nivel nacional en obtener el cambio de su identidad registral a través de un fallo judicial en 2011, un año antes de que se sancionara la Ley de Identidad de Género.

 

Por ello, es una de las pocas mujeres trans que en esta oportunidad ejercen por segunda vez su derecho al voto con un DNI que consigna su verdadero nombre, aquel que se corresponde con su género autopercibido.

 

Antes de las elecciones de 2011, y a pesar de los 27 años transcurridos desde que había decidido exteriorizar su identidad femenina, nunca había votado por no tener que pasar por la humillación de hacer la fila de varones y ser llamada en voz alta con un nombre que no se correspondía con su manera de ser y vivir.

 

“Yo nunca había podido votar en mi vida porque no veía justo hacer una cola de varón cuando yo soy una mujer, me siento mujer y vivo como mujer”, y afirmó que “fue mucho tiempo de represión pero ahora con este DNI femenino sí quiero venir: tengo todo el derecho y quiero ejercerlo”, aseguró.

 

Para Esteban Paulón, de la Federación Argentina Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) “el balance es muy positivo”, porque “las personas trans pudieron ejercer su derecho de voto con la identidad que refleja lo que sienten y son”, aunque expresó su preocupación porque “cerca de la mitad de las personas trans, unas 1500, no pudieron votar por problemas en el padrón”.

 

Paulón subrayó la “importancia” de que “se comuniquen con las organizaciones para que a aquellas personas trans que no pudieron votar no se les cobre la penalidad correspondiente por no ir a votar, y para facilitarles los trámites para poder figurar en el padrón en octubre”.

 



Siguiente Noticia Escuelas afectadas a los comicios no tendrán clases en el turno mañana

Noticia Anterior Última semana del Plan “Volver a Estar al Día”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario