La Comisión Provincial de Bioética (Coprobi) fundamentó la obligación de que todos los miembros del equipo de salud se vacunen contra la gripe, al señalar que “el agente sanitario asume un compromiso público en la defensa del bien común”.

 

Y agrega que el equipo de salud debe vacunarse porque es su deber “cuidarse y cuidar de no enfermar”, es decir, evitar convertirse en agentes transmisores de enfermedad.

 

El pronunciamiento de la Comisión, un organismo asesor del ministerio, surge de la consulta que le hiciera llegar el director provincial de Atención Primaria de la Salud, Luis Crovetto, tras corroborar que dos enfermeros de la Provincia murieron por gripe este año y que, pese a formar parte de los grupos de riesgo -por ser miembros del equipo de salud-, no se habían vacunado.

 

El informe, con los argumentos legales y éticos que obligan al personal de salud a vacunarse, será divulgado por el ministerio de Salud de la Provincia en las instituciones sanitarias provinciales y municipales.

 

Se busca que los agentes tomen conciencia y que las autoridades distritales tomen las medidas a su alcance en caso de “negativa infundada” para evitar riesgos.

 

Ya el ministerio de Salud de la Nación, junto con otras instituciones prestigiosas, como la Sociedad Argentina de Pediatría e Infectología, manifestaron que “la vacuna antigripal es una herramienta decisiva para proteger de la enfermedad a quien la recibe”.

 

Por eso, remarcaron que “la vacunación antigripal constituye una acción de salud preventiva de interés nacional prioritario”.

 



Siguiente Noticia Un regalo de la naturaleza frente a las costas de Mar del Plata

Noticia Anterior Los resultados de las elecciones se conocerán a partir de las 21

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario