En la Asamblea General Extraordinaria que la Asociación del Personal Universitario (APU) realizó en el Aula Silvia Filler de Rectorado, se decidió convocar a un nuevo paro de 48 horas para los días jueves 8 y viernes 9 de agosto.

 

La medida se fundamentó en la negativa por parte de la gestión que conduce el rector Francisco Morea, “de anular las dos designaciones ingresadas irregularmente a la planta transitoria de la Facultad de Derecho, situación que denunciamos oportunamente y que, entre otros motivos, dio origen a nuestro Plan de Lucha”, expresaron.

 

A través de un comunicado, desde APU afirmaron que defienden los ingresos por concurso, la planta de trabajadores y sus funciones, “y sobre todo, defendemos la Universidad Pública y el derecho de todos los ciudadanos a que se garanticen instancias transparentes de ingreso y funcionamiento de la Universidad”.

 

“También le demandamos a esta Gestión el respeto y realización de los concursos para el ingreso de personal, la revisión de contratos y designaciones que cumplen tareas propias de nuestro escalafón”.

 

Además, se oponen a las tercerizaciones y a las plantas paralelas, al tiempo que avalan más ingreso de personal y un régimen de concursos para todos los agrupamientos, así como mayor presupuesto para horas extras y reparaciones.



Siguiente Noticia Jornada de donación de sangre en el CEMA

Noticia Anterior Explotó un termotanque en un jardín de infantes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario