A partir de estas próximas elecciones, la justicia electoral habilita a votar a los jóvenes de 16 y 17 años, de modo optativo. El Observatorio de la ciudad de la Universidad FASTA consultó acerca de la posición y comportamiento de los nuevos sufragantes en este sentido.

 

Los datos mostraron un alto porcentaje de jóvenes con escaso (56%) y nulo (25 %) interés en la política, mientras que ante la consulta de si concurrirán a votar en estas elecciones, el 38% de los adolescentes manifestó que sí votará, el 41% expresó su negación a votar, mientras que el 21% aún no lo sabe.

 

Para realizar el estudio se trabajó con una muestra integrada por 314 jóvenes de 16 y 17 años de edad, de ambos sexos, que asisten actualmente a instituciones públicas y privadas de Mar del Plata, con el propósito de conocer las razones que fundamentan las decisiones y el comportamiento de los encuestados y se hizo efectiva, salvo excepciones, en el ámbito escolar durante la primera semana de agosto 2013.

 

Los jóvenes justificaron sus respuestas destacándose algunas razones en el caso de los chicos que decidieron dar su voto, como la importancia y el derecho a votar, la capacidad de elegir, el logro de cambios, la curiosidad, la presión y hasta el temor a una sanción.

 

Ellos han decidido votar porque: “permite sentirnos parte”; “me siento capaz e informado para hacerlo”; “los jóvenes vamos a producir un cambio”; “porque si no voto no tengo derecho a opinar después y menos a quejarme”; “siempre quise votar”; “me genera curiosidad”; ” para aprender y saber cómo es para cuando sea obligatorio”; “si votaré porque me lo pide un familiar que trabaja en la política”; iré porque creo que si no me sacan el pasaporte y sueño con competir en el exterior en el deporte que practico”.

 

Los chicos que no votarán explicaron al Observatorio de la Ciudad que entre muchas razones no lo harían debido a la falta de autonomía para decidir en estas cuestiones, la falta de preparación e información, el desinterés, el desacuerdo con la ley del voto a los 16, la desconfianza de los candidatos y sus propuestas, el problema con los padrones como también por la contradicción de ser chico para realizar algunas cosas y grande para otras.

 

Entre las respuestas se destacaron: “soy muy dependiente de mis padres, seguramente a los 18 ya no lo seremos tanto y entonces me sentiré en condiciones de tomar una decisión”; “no estamos preparados para esta responsabilidad”; “no sé lo que voy a hacer mañana, soy indecisa, cómo voy a votar…es mejor que no vote!”; ” la escuela debiera prepararnos más o esperar a los 18 como era antes”; “no es algo que me interese en este momento y creo que en general no nos importa”; “no tengo ganas”.

 

Los adolescentes que aún no saben si votar o no, manifiestan la presencia de presión familiar, contradicciones, falta de decisión y voluntad, falta de motivación con respecto a los candidatos, así como la ausencia de propuestas a la hora de decidir.

 

Entre aquellos jóvenes que dicen que SI van a votar (38%), el 18% ya ha definido su voto y en cambio el 20% dice no haberlo hecho aún. Mientras que casi la totalidad del 21 % que NO sabe si va a votar, aún no ha definido su voto (19%).



Siguiente Noticia Albertito Rodríguez: “Los vecinos quieren propuestas reales y el Municipio está ausente”

Noticia Anterior No habrá revisión de ránking y Vilas no será número 1

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario