Un estudio del Instituto de Estudio de Consumo Masivo informó que la suba de precios promedio ponderada alcanzó específicamente un 2,43% con respecto al mes de junio.

 

En los segmentos más pobres la influencia de los incrementos de precios casi duplicó el porcentaje. Además se destaca que el esparcimiento durante las vacaciones de invierno le costó a los consumidores casi un 50% más que en 2012.

 

El organismo segmentó la medición e informó, por un lado, que en la base de la pirámide de consumo, en donde se ubican los asalariados con sueldos de hasta $8000 mensuales por grupo familiar, el índice inflacionario promedio trepa a un 3,24%.

 

Por el otro, en el caso de la franja socioeconómica instalada en el límite de la línea de la pobreza el porcentual llega a un 4,18%. Esto se debe a que en dichos sectores el nivel de consumo se maneja entre un número reducido de productos que han disparado su precios durante el mes de julio.

 

El informe también destaca que los gastos en esparcimiento correspondientes al período de las vacaciones de invierno registraron una inflación promedio ponderada interanual del casi el 50% con relación al mismo período del año precedente.

 

Para obtener estos datos, se relevaron salas cinematográficas, teatros, patios de comidas, patios de juegos y centros recreativos, arrojado puntualmente un 47% de incremento en relación a 2012.

 

El análisis también advirtió la suspensión de promociones en cines y teatros generando a su vez incrementos de precios en dichos rubros.

 

También se informó que durante todo el período relevado se han sostenido las divergencias de precios sobre productos homogéneos que se visualizaron en las góndolas de las diferentes cadenas de comercialización, alcanzando incluso diferenciales de más de 25 puntos porcentuales.

 

En el estudio mencionado, INDECOM detalló que el muestreo se ha realizado de la siguiente manera:

 

1. Sobre un total de 31.749 tickets de compras en cadenas de grandes supermercados y autoservicios de proximidad.

 

2. Sobre 253 productos de la canasta básica incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza.

 

3. Recabando muestras físicas con auditores que trabajaron sobre distintos puntos de venta (hipermercados y bocas de proximidad) en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As, Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Resistencia, Mendoza, San Miguel de Tucumán y Mar del Plata.

 

Además, en esta oportunidad, se relevaron 109 puntos de venta en barrios carenciados tales como las villas 1 11 14, villa Zabaleta, villa 20 de la Capital Federal y sobre el barrio Ejercito de los Andes (Fuerte Apache), Barrio 20 de junio en La Matanza, Carlos Gardel en Haedo, Villa Corea en San Martín, Barrio el Ceibo de Lanús y Barrio San José en Lomas de Zamora, además de otros barrios ubicados en las provincias mencionadas.

 

4. A través de la implementación de un software online que procesa estadísticamente los valores expresados en las páginas webs de los diferentes espacios de comercialización.

 

Finalmente, Calvete reiteró que esta última medición muestra nuevamente una tendencia inflacionaria que se sostiene y que va en camino a superar los 30 puntos porcentuales a fin de 2013.



Siguiente Noticia Piden investigar si Cristina violó la ley electoral

Noticia Anterior Andrés Calamaro, con disco nuevo, cantará en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario