Cuando la comunidad educativa de la EP Nº45 “Bernardino Rivadavia” del barrio Florencio Sánchez no termina de recuperarse del irracional acto de vandalismo del pasado mes de abril, donde prendieron fuegos y destrozaron 14 de los 16 salones, ahora delincuentes desvalijaron la sala de informática que había donado la Fundación Telefónica.

 

Sucedió durante las vacaciones de invierno en el establecimiento ubicado en calle Puán 6050 y se convirtió en el séptimo hecho delictivo que sufren en lo que va del año.

 

Las autoridades de la escuela indicaron que habían reforzado el monitoreo de alarma, pero los delincuentes burlaron el sistema de seguridad ingresando por un ventiluz ubicada en el techo, luego de forzar una reja.

 

En esta oportunidad, se dirigieron directamente a la sala de informática que fue donada por la Fundación Telefónica, en el marco de un proyecto educativo, y se robaron diez computadoras de última generación, la impresora con wi fi, y lo único que dejaron fueron las mesas vacías.

 

Desde la comunidad educativa sospechan que los autores son los mismos que prendieron fuego los siete salones en abril y reclamaron al Consejo Escolar que realicen un trabajo de prevención y dispongan de personal de seguridad.



Siguiente Noticia Candidatos de AM recorrieron la Planta de Asfalto y Hormigón

Noticia Anterior Internos de la cárcel de Batán en huelga de hambre

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario