La comunidad del Jardín de Infantes Nº919 no pudo reanudar las clases este lunes, tras el receso invernal por culpa del reiterado accionar delictivo que se produjo contra esa institución educativa en las últimas dos semanas.

 

Ubicado en la avenida Mario Bravo y Rafael Del Riego, el establecimiento provincial sufrió tres robos durante las vacaciones de invierno, el último ocurrido durante el fin de semana que incluyó graves destrozos.

 

Los más de 170 alumnos que asisten a este jardín no tuvieron clases debido a que fueron suspendidas debido a los arreglos que se iniciaron en el edificio.

 

 

La directora del jardín precisó que en lo que va del año la cantidad de robos asciende a siete hechos, pero el ocurrido durante la madrugada del domingo fue el más grave, ya que los delincuentes destrozaron puertas, rejas y se llevaron el equipo de música que había sido donado recientemente, ya que el anterior también había corrido la misma suerte.

 

Las docentes confesaron que atraviesan una situación de vulnerabilidad con respecto a la seguridad y genera el temor lógico que lleva a evaluar en algunos casos en no tomar horas en este lugar.



Siguiente Noticia Trabajoso debut de Zeballos en Austria

Noticia Anterior El surf unido en la ExpoDeportes Mar del Plata 2013

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario