El presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, dijo que nota “un cambio de actitud” del papa Francisco respecto de los homosexuales, pero aclaró que el lobby “no es bueno ni malo, lo hace también la Iglesia vaticana”.

 

“Hay un cambio en la actitud que nos parece que hay que seguir profundizando”, expresó Cigliutti en declaraciones a DyN sobre las declaraciones del Papa, quien aseguró que no juzga a los homosexuales por esa condición, pero advirtió que “el problema no es tener esa tendencia, sino constituir un lobby”.

 

Cigliutti afirmó que “la CHA como organización de derechos humanos desde hace 29 años hace lobby para revindicar nuestros derechos” y destacó que “lo hicimos con la ley de Unión Civil, la de Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género”.

 

“Lo hacemos con periodistas y políticos. Hacemos un lobby gay, revindicamos nuestro trabajo”, expresó, y manifestó que “lo que hizo (Jorge) Bergoglio en su momento también fue un lobby en contra del matrimonio homosexual” en Argentina.

 

En ese sentido, el presidente de la CHA sostuvo que “el lobby es parte de la política, no es bueno ni malo. También lo hace la iglesia vaticana. Es un hecho, no es una apreciación mia”.

 

Por otra parte, expresó que “el catecismo define a la homosexualidad como una desviación de la naturaleza y en esto estamos trabajando para que se cambie de parte del Vaticano”.

 

“También reconocemos que las declaraciones del papa baja la intensidad al enfrentamiento que tenía con las organizaciones gay”, destacó Cigliutti.

 

Sin embargo, sostuvo que “nosotros vamos a seguir trabajando para que el Vaticano y el Papa cambien la definición que tienen respecto de la homosexualidad, como una desviación de la naturaleza, porque causa un impacto muy fuerte y negativo”.

 

En tanto, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) manifestó en un comunicado que “si bien desde un lugar misericordioso el Papa vincula la diversidad sexual con los lobbys, la mentira y la estafa, en el fondo no ha cambiado la posición de la jerarquía vaticana de no juzgar a las personas homosexuales”.

 

La presidencia de la FALGBT destacó no olvidar que “este mismo papa que hoy dice no juzgarnos es quien llamó a una guerra en Dios contra el plan del demonio que suponía la ley de Matrimonio Igualitario” y consideró que “ese tipo de declaraciones, proviniendo de lo más alto de la jerarquía de la Iglesia Católica sólo promueven el odio y la discriminación”.

 

El Papa dijo que no juzga a los homosexuales, pero se mostró contrario al lobby gay. Lo afirmó durante un diálogo con periodistas en el avión que lo trasladaba a Roma. “En un lobby no todos son buenos, pero si una persona es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad, quién soy yo para juzgarla”, afirmó.

 

“El Catecismo de la Iglesia Católica explica y dice que no se deben marginar a esas personas y que deben ser integradas en la sociedad”, agregó.

 

Francisco aseguró que el problema no es tener esa orientación sexual. “Debemos ser más hermanos, el problema es hacer el lobby, de esa tendencia, o de políticos, masones. Ese es el problema más grande”, explicó.

 

El pontífice hizo estas manifestaciones en el avión que le llevó de vuelta de Río de Janeiro a Roma, en el que habló con los periodistas que lo acompañaban durante una hora y media, contestando a todas las preguntas que le hicieron en total libertad.



Siguiente Noticia Enfermeras organizan una “gran teteada” a favor de la lactancia materna

Noticia Anterior Guardavidas exigen la completa municipalización del servicio

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario