El presbítero Ariel Sueiro, delegado de la pastoral juvenil de la diócesis de Mar del Plata, destacó que la Jornada es una experiencia muy fuerte de fe y de la catolicidad de la Iglesia.

 

Como ejemplo señaló que pudo vivir una experiencia inolvidable como sacerdote, ya que durante la catequesis de la mañana “pude confesar a muchísimos jóvenes, no sólo argentinos, sino también de Estados Unidos –los de lengua hispana que estaban allí- , de Perú, Venezuela, Colombia, Uruguay”.

 

En cuanto al Vía Crucis que el papa Francisco encabezó el viernes, el religioso marplatense indicó que “fue multitudinario, se pudo seguir por pantallas gigantes, pero la cantidad de personas que había era increíble”.

 

En el caso de Marcelo Garzón, uno de los tantos jóvenes marplatenses presentes en Río, manifestó a través de su facebook que “fue multitudinario el Vía Crucis en Copacabana… Impresiona cada vez más la cantidad de personas/ovejas que siguen al Pastor!!”

 

“Las palabras del Santo Padre siguen siendo directas al corazón humano, emociona el modo de expresar la misericordia que tiene el Seňor para con nosotros, y se nota que cree TODO lo que dice, es un convencido del amor misericordioso de Dios…”, agregó.



Siguiente Noticia Balcarce vive la Fiesta Nacional del Postre

Noticia Anterior Los niños perdidos y Hazmereir se despiden del Teatro Colón

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario