Luego de visitar la favela Varginha, Manghinos, el Papa Francisco tuvo el ansiado encuentro con los argentinos. De 45000 jóvenes que conforman la delegación argentina, sólo hubo lugar para 6000.

 

Muchos hicieron una vigilia en la puerta de la Catedral, otros llegaron a las 4 ó 5 de la mañana, y pudieron estar en ese motivador encuentro con el Santo Padre. La multitud que quedó fuera de la Catedral, gritaba y cantaban mientras el Papa Francisco se dirigía a los jóvenes.

 

“Hicimos hoy un esfuerzo grande, estuvimos desde las 4 de la mañana, bajo la lluvia intensa haciendo cola para poder entrar a la Catedral. Es destacable el orden que había para esperarlo, sabiendo que unos pocos podían entrar. Se vivió un clima de respeto y paciencia”, manifestó el presbítero Ariel Sueiro, delegado de la diócesis de Mar del Plata para la pastoral juvenil.

 

”El papa es maravilloso, sentí orgullo del papa, cercanía, y simpleza para transmitir la alegría de ser cristiano. Realmente el clima fue hermosísimo, fue un inolvidable hecho histórico y varios marplatenses la gracia de estar ahí adentro”, concluyó entusiasmado el sacerdote en Río.

 

“Estoy sin palabras, ¡tengo una alegría y emoción enorme! Luego de 7 horas de espera, tuve la gracia y el mimo de Dios, pudiendo entrar en el encuentro del Papa con los peregrinos argentinos…Estoy convencido que nuestro Papa es un fuera de serie, y que estamos viviendo este momento de la Iglesia junto a alguien que si no lo es ya, va a ser un gran Santo, de los que dan que hablar..”, expresó Marcelo Garzón, 25 años uno de los marplatenses que está participando en la Jornada Mundial de la Juventud.

 

Por su parte, Valeria Rodríguez, 28 años, junto a otros jóvenes marplatenses llegaron a las 4.50 de la mañana, y entusiasmada señaló, “valió la pena la espera bajo lluvia, con sueño, frío. Cuando llegamos y ya había gente esperando nos desanimamos un poquito, pero no perdimos la fe. Realmente fue ¡una experiencia de fe! Hacer la fila, conocer a los de al lado, rezar juntos con la esperanza de poder entrar, y también ponerme en el lugar de tantos que a medida que iban llegando ya se daban cuenta que no iban a entrar!”. “Fue una experiencia de Iglesia joven, muchos se quedaron afuera, pero eran tantos que de adentro se escuchaba lo que cantaban afuera y nos uníamos desde dentro!”.

 

Respecto a su impresión sobre el papa Francisco, Valeria destacó “la sencillez, cercanía y el gesto del papa, se notaron en su sonrisa y en su claro mensaje: la invitación a que los jóvenes ‘hagamos lío’. El encuentro con el papa está renovando el corazón de todos, y nos anima a animarnos. Él sabe ser cercano y valorar la riqueza que los jóvenes podemos aportar a la Iglesia, al mundo”.

 

Vigilia en Mar del Plata unida a la de Río

 

El próximo sábado 27, en el mismo horario y momento en que se realiza la vigilia de los jóvenes junto al Papa en Río de Janeiro, aquí en Mar del Plata habrá oportunidad de seguirla en pantalla gigante.

 

A partir de las 18.30 en el segundo piso del Cedier, ubicado en Pasaje Catedral 1750, se proyectará la vigilia. Primero habrá un video de los jóvenes marplatenses en Río y a partir de las 19.30 se hará la televisación, el encuentro durará hasta las 22.30 y la entrada será libre y gratuita.

 



Siguiente Noticia Con deportistas locales y nacionales, se largó la Expodeportes

Noticia Anterior Atletas de Cideli recibieron sillas competitivas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario