El concejal del Frente para la Victoria, Fernando Maraude, presentó un proyecto de ordenanza para que, en la ciudad, las instituciones bancarias, públicas o privadas, habilitadas por el Banco Central de la República Argentina y que proveen servicios de cajeros automáticos implementen condiciones de accesibilidad en al menos un cajero por sucursal.

 

La propuesta se enmarca en lo establecido por la Ley Nacional 24.314 donde se indica la prioridad de la supresión de barreras físicas en los ámbitos urbanos arquitectónicos con el fin de lograr la accesibilidad para las personas con movilidad reducida.

 

Al respecto, Maraude manifestó que “tenemos la obligación como legisladores de generar propuestas para todos los sectores de la ciudadanía” agregando que “nuestra ciudad cuenta con muchas barreras arquitectónicas que dificultan la integración de las personas que sufren de alguna discapacidad”.

 

El texto del proyecto aclara que la República Argentina mediante la Ley Nacional 25.280 adhiere a la Convención Interamericana para la eliminación de todas las formas de discriminación contra las personas con discapacidad y movilidad reducida.

 

Dicha Convención se compromete a adoptar las medidas de carácter legislativo, social, educativo, laboral o de cualquier otra índole, necesarias para eliminar la discriminación contra las personas con discapacidad y propiciar su plena integración en la sociedad.

 

En este sentido, Maraude explicó que “la existencia de cajeros automáticos accesibles permitirá, sin dudas, a los usuarios con algún tipo de discapacidad o movilidad reducida, realizar operaciones bancarias de manera sencilla y sin ningún tipo de limitaciones”.

 

La ordenanza establece que los Servicios de Cajeros Automáticos deberán estar alojados en ambientes con superficies niveladas y dimensiones que permitan movimientos de una persona con silla de ruedas.

 

También explica que el ingreso a los Cajeros Automáticos deberá encontrarse libre de obstáculos, dotados de una rampa antideslizante y apertura automática de puertas; con el dispositivo de apertura ubicado a menos de un metro de altura.

 

Deberán contar con un sistema de reproducción sonora en el menú de instrucciones con la opción de utilización de auriculares y poseer teclado con lectura táctil en código braille.

 

Sobre como estarían identificados los cajeros, Maraude aclaró que “lo que proponemos es que aquellos que cuenten con todas las condiciones establecidas en la ordenanza deberán ser identificados con el emblema internacional de discapacidad, que se exhibirá en la entrada a los mismos”.

 

Finalmente el concejal del Frente para la Victoria expresó que “las personas con discapacidades tienen los mismos derechos que todos y a pesar de ello, en el ejercicio de sus derechos, muchas veces se encuentran en situaciones de desventaja que hacen necesaria la adopción de medidas destinadas a equiparar oportunidades”.



Siguiente Noticia Antonella Falcione hizo historia en Squash

Noticia Anterior Giri entregó boletas junto a De Narváez en la Peatonal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario