La Municipalidad procedió a la clausura de una planta de procesamiento de pescado, ubicada en Guanahani 3392 perteneciente a la firma Iglu S.A., debido a que poseía una conexión clandestina al suministro de agua y problemas administrativos en relación a su habilitación.

 

Del procedimiento fueron partícipes el Departamento Pesca del Distrito Descentralizado Vieja Usina, OSSE, Inspección General y la Delegación de Prevención Ecológica y Delitos Ambientales del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

 

Las mencionadas dependencias verificaron no solo problemas administrativos en relación a su habilitación, si no una conexión clandestina al suministro de agua.

 

Por tal motivo, se procedió a la clausura del mismo y a la intervención de las mercaderías involucradas (60 toneladas de pescado congelado) que estaba siendo preparado para su exportación.

 

En el mismo procedimiento se detectó que la conexión clandestina de agua referida se realizaba desde una planta vecina ubicada en calle Acha 1034, domicilio al cual, ante la falta de responsables y no poder acceder al mismo, se solicitó una orden de allanamiento.



Siguiente Noticia Detectan transporte ilegal en puntos de venta de garrafas sociales

Noticia Anterior Etapa final de la obra del Colector Marcos Sastre

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario