Mientras los partidos políticos profundizan sus campañas de cara a las elecciones primarias y difunden sus propuestas y plataformas por los barrios, en Mirador Peralta Ramos hay más de 400 vecinos que se sienten marginado de los gobiernos municipales de turno.

 

Así lo graficó Verónica Giovanniello al señalar que existe un barrio de Mar del Plata que aun no ha logrado interesar al intendente Gustavo Pulti como para ocuparse de las innumerables faltas que allí existen.

 

Recordó que a partir de una Ordenanza municipal del año 1994 se permitió cambiar el ordenador territorial en el sector a favor de una persona fisica que ya no es titular de dichos terrenos y que a través de una persona jurídica nacida con posterioridad a dicho beneficio comercializó dichas tierras, construyendo viviendas con vecinos que hoy no encuentran respuestas a un sinfín de interrogantes.

 

Cabe señalar que el mencionado barrio se encuentra entre las calles Peralta Ramos, Friuli, Benito Lynch y Garcia Lorca.

 

“No son pocos los barrios que viven a diario hechos de violencia, inseguridad, maltrato, anegamiento, pero aún peor puede resultar vivir en un lugar que tanto para el Municipio como para el resto de los prestadores de servicios (OSSE, CAMUZZI, EDEA etc) parece inexistente como es el caso de este barrio, que pareciera depender de la Sociedad de Fomento del Barrio el Martillo pero a la que tampoco le preocupa mucho su situación”, indicó la vecina.

 

Giovanniello precisó que en esa zona de la periferia marplatense viven más de 120 familias, con igual número de viviendas ocupadas y un complejo en pleno auge de construcción.

 

“Según el expediente municipal donde obra la presentación del proyecto de dicho complejo habitacional solo fueron aprobadas dos manzanas, un poco más de 20 viviendas, seguramente esta es una situación común lo que no podemos permitir es que se haga costumbre, por que la costumbre es una fuente de derecho y a estos vecinos no se les reconoce ninguno”, destacó.

 

La abogada planteó que este complejo habitacional cuenta con más de 7 manzanas construidas, “pese a la orden de paralización de obras que el municipio impartió a la comercializadora de las mismas, Mirador Peralta Ramos SA”, la cual se ocupa de vender las viviendas “no declaradas ni aprobadas” por la Dirección de Obras Privadas, dependiente de la Secretaria de Planeamiento Urbano, y además se encarga de su construcción y de la dirección de la obra sin arquitecto responsable.

 

“Hoy, a más de diez años del inicio de las primeras obras, nadie sabe dar una respuesta, los vecinos, cansados de esta situación y ante los reclamos realizados, son amenazados por la constructora con la resolución del contrato y por supuesto su desalojo, y ante estos hechos surge clara la pregunta, no así la respuesta: ¿ como puedo reclamar el cumplimiento de un contrato alguien que no ha cumplido con una sola de las normas que le son obligatorias para la operatoria de la que estamos hablando?”, concluyó.



Siguiente Noticia Albertito y Tato: “Se debe fortalecer el desarrollo productivo local”

Noticia Anterior La Mutual de Municipales estará presente en la Expodeportes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario