Un empresario jamaiquino que había anunciado invertir 1.000 millones de dólares en una localidad de Buenos Aires, vive ahora en la calle y mendiga en el aeropuerto.

 

Emile Maxim St. Patrick Higgins apareció a principios de 2007, lanzando el World Football Idol, un reality show que prometía encontrar a la próxima estrella del fútbol mundial. El show se hizo en el estadio Mundialista de Mar del Plata con la presencia de Diego Maradona, Sergio Goycochea y hasta la banda Duran Duran.

 

En tanto, “el rey del entretenimiento”, a mediados del 2008, anunció que construiría un parque temático en San Pedro con una inversión de mil millones de dólares, llamado “Walt Disney Mundo”, causando una verdadera conmoción en todo el país con repercusión en todos los ámbitos: periodísticos, comercial e incluso político.

 

Ahora vive en una construcción abandonada cerca de Aeroparque y mendiga para comer.

 

El cuento color de rosas comenzó a venirse abajo cuando por medio de un operativo policial recuperaron el Lamborghini Diablo que conducía (un vehículo de U$S 350.000), que había sido alquilado y estaba denunciado.

 

En 2008 desapareció con un pedido de captura internacional por organizar fraudes financieros.

 

 

La revista Noticias publicó un artículo en el que establecía que el jamaiquino “nos vendió a todos un buzón”, citando con estas palabras a quien era su esposa, a quien había abandonado con un hijo suyo de diez días. La mujer ya lo había denunciado por violencia de género, adulterio y abandono de una hija recién nacida.

 

A Noticias la mujer le dijo que al poco tiempo de casados vivían en una pensión en la que se compartía cocina y baño. Que cuando lo conoció, Higgins le había dicho que era un hombre de negocios, pero que estaba pasando un mal momento porque le había hackeado una cuenta bancaria.

 

El video, realizado por un usuario de Youtube, muestra al jamaiquino diciendo algunas incoherencias, insultando a la reina de Inglaterra, hablando de drogas y mostrando algunos elementos de su morada, como animales muertos y dibujos en las paredes.

 

En las imágenes puede verse al jamaiquino, evidentemente perturbado y habiendo perdido la razón, hablando de naves espaciales, profiriendo incoherencias e insultando a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

“Se acuerda de sus propiedades claramente, de la propiedad que tiene en San Pedro a nombre suyo, se acuerda de los negocios que él tenía acá en Capital en el barrio de Palermo, en Puerto Madero, después tiene un quiebre psicológico importante”, concluyó Lescano.



Siguiente Noticia Joven marplatense expondrá su arte durante la visita de Papa Francisco

Noticia Anterior Disponen herramientas al servicio de Pymes y jóvenes emprendedores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario