El Observatorio de la Fundación de la Bolsa de Comercio de Mar del Plata desarrolló la encuesta trimestral sobre el nivel de actividad y expectativas económicas en comercios y empresas marplatenses.

 

Las ventas en comercios y empresas locales continúan exhibiendo un muy débil nivel de actividad: el 59% de los encuestados informa ventas en unidades físicas inferiores a las registradas un año atrás.

 

No obstante, las expectativas para el próximo trimestre parecen estabilizarse.

 

En la comparación con el mes previo se observa la misma tendencia descendente de las ventas aunque a un ritmo menor al observado en el mismo período de 2012, cuando la profundización del cepo cambiario agudizaba la caída del nivel de actividad.

 

El 44% indica ventas menores, 36% iguales y 20% mayores, con una brecha “mayores-menores” negativa de 24 puntos. En Junio de 2012 la brecha arrojaba una lectura negativa de 45 puntos, el peor registro desde el inicio de nuestros relevamientos en Mayo de 2009.

 

La tendencia en materia de empleo parece confirmar las luces de alerta que se destacó en el último relevamiento, ya que si bien el 86% indica una dotación de personal estable, el 9% señala una reducción y el 5% un incremento, con lo que la brecha “aumento-reducción” resulta negativa por segundo trimestre consecutivo con una lectura negativa de 4 puntos, la segunda más baja desde mayo de 2009.

 

La cadena de pagos continúa reflejando un progresivo deterioro: el 67% indica un nivel de cobranzas igual que el mes previo, 3% mejor y 30% peor. La brecha “mejor-peor” indica una lectura negativa de 27 puntos, idéntica al último relevamiento de marzo aunque levemente superior al registro de junio de 2012 (-32, la peor lectura desde el inicio de nuestros relevamientos en Mayo de 2009).

 

A pesar del débil panorama en materia de ventas, empleo y cobranzas, las expectativas para el próximo trimestre parecen estabilizarse aunque mantiene un sesgo negativo: el 32% manifiesta expectativas negativas para el tercer trimestre de 2013, 31% positivas y 37% no espera cambios.

 

“Entendemos que entre los factores que podrían haber favorecido la estabilización de las expectativas se encuentran la caída del Dólar marginal observada en el período Mayo-Junio, la aparición de los CEDIN a partir del mes de Julio y la posibilidad de que el Gobierno busque estimular la actividad económica de cara a las elecciones de Octubre“, expresó en el informe el licenciado Marcelo Sosa, director ejecutivo del Observatorio.

 

En cuanto a las expectativas inflacionarias, parecen volver a incrementarse aunque todavía sin alcanzar los niveles observados durante 2011 y 2012: el 68% de los encuestados espera mayores precios, el 25% no espera cambios y el 7% indica una reducción.



Siguiente Noticia En el Día del amigo, celebrá en Mar del Plata con Chandon

Noticia Anterior Una voladura de piedras en las canteras causó el temblor

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario