El juez Marcelo Madina, integrante de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Mar del Plata, que suspendió por 60 días el ingreso de nuevos presos en la cárcel de Batán por fallas edilicias, escasez de alimentos y medicamentos, no descartó que se amplíe ese plazo.

 

Afirmó que una cárcel no es un lugar donde se pueden poner toda la cantidad de detenidos que hay en una ciudad.

 

Aclaró que fueron los propios jueces de Mar del Plata los que informaron de esta situación y aunque no pidieron expresamente esta medida era una de las pocas opciones existentes para tratar de rever esta delicada realidad que existe en la cárcel de Batán.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), el juez Marcelo Madina reconoció que antes de adoptar esta resolución se transitó un camino largo que incluyó una audiencia previa donde los jueces de Mar del Plata informaron de esta situación, ya que concurren mensualmente a todas las unidades penales.

 

El panorama se había vuelto insostenible en varios aspectos, algunos de los cuales obligaron a tomar la resolución que tienen que ver con la falta de medicamentos y alimentos, pero también faltan vidrios, higiene, colchones2″ resumió.

 

El magistrado aceptó que una medida de este tipo también tiene efectos colaterales, para lo cual es necesario aunar criterios. “No es sencillo decir no ingresan más detenidos, hay detenciones permanentemente y órdenes judiciales que cumplir y no es que los jueces solicitaron específicamente esta medida pero es una de las pocas opciones que había dentro de este plazo y ver si se pueden recibir las provisiones que se necesitan, los medicamentos necesarios para cubrir las guardias y emergencias que hay dentro del penal”, remarcó.

 

Cabe señalar que la medida, que ya lleva una semana, alcanza a la UP15 que tiene más de mil internos y la UP50 donde hay alrededor de 70 mujeres alojadas. “Allí no pueden ingresar más detenidos, a su vez se ordenó que 250 detenidos que pertenecen a otro departamento judicial sean trasladados con la orden de los jueces a otras unidades penitenciarias, y eso generará algo de espacio dentro de la cárcel de Batán”, indicó.

 

“Luego, en la UP44 se prohibió aumentar el número de detenidos que hay actualmente, solamente si se producen libertades se pueden producir ingresos”, añadió.

 

Más adelante, el juez Madina subrayó que “una cárcel no es un lugar donde se pueden poner toda la cantidad de detenidos que hay en una ciudad, como punto de comparación en un hospital hay diez camas y se internan diez no veinte, mientras que una unidad penal termina siendo depósito donde ingresan toda la cantidad de detenidos pero no hay dispositivos tratamentales ni hay servicios como para atender un número creciente de detenidos”.

 

Madina indicó, además, que mantuvo un contacto con el jefe del complejo, “y se comprometió también a hacer los esfuerzos para normalizar esta situación que es brava”, dijo.

 

Para finalizar, el juez marplatense no descartó que se pueda ampliar ese plazo al señalar que “una vez cumplido habrá que ver si se proveyeron los medicamentos y se reestablecieron las partidas presupuestarias en materia de alimentos y se puede garantizar un mínimo de seguridad en tal sentido“.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)



Siguiente Noticia Precandidatos de Unidad Progresista recorrieron la cárcel de Batan

Noticia Anterior Funcionarios recorrerán obras en Lomas de Santa Cecilia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario