El obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, presidió la misa en la Catedral a la cual asistieron los más de sesenta jóvenes y seminaristas que formarán parte de la comitiva oficial de la Diocésis que participará de la Jornada Mundial de la Juventud 2013, en Río de Janeiro, junto al Papa Francisco.

 

Otras comunidades como la Don Orione o San Cayetano también hay grupos de jóvenes que tienen previsto viajar a Brasil, con lo cual se estima que por Mar del Plata la presencia de fieles superará al menos los doscientos.

 

Mientras el tema de la seguridad es un aspecto que se tiene en cuenta, uno de los mayores inconvenientes se da con la imposibilidad de comprar Reales, por las restricciones cambiarias existentes en nuestro país.

 

“Estamos muy entusiasmados, hemos tenido tres encuentros previos con temas espirituales de formación. Es decir que nos estamos preparando espiritualmente y comunitariamente con todos los peregrinos que vamos”, manifestó el Presbítero Ariel Sueiro, delegado episcopal para la Pastoral Juvenil.

 

“Esta Jornada Mundial, también es un hecho histórico, ya que será la primera vez que un Papa latinoamericano, visite su continente. Realmente estamos muy alegres, ilusionados y esperanzados”, resaltó el sacerdote en diálogo con Radio La Red (FM 91.3).

 

La Argentina es el país que más voluntarios tendrá en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Río 2013, después del país anfitrión, con 463 jóvenes admitidos para desempeñar tareas y asumir funciones que el Comité Organizador Local ya les ha encomendado. Estarán, en su mayoría, apostados en los puntos de información, la distribución del kit del peregrino y los actos culturales.

 

Pero esa cifra se incrementará con aquellos que viajarán con la simple intención de participar de las distintas actividades y estar cerca del sumo pontífice.

 

La mayoría arribará el 15 de julio para participar de la semana de formación que se brinda a todos los voluntarios de corto plazo. Mientras que el resto llegará el 21, un día antes de la llegada del Papa.

 

Mientras que el tema de la seguridad es una cuestión que se tiene en cuenta, en especial, luego de lo sucedido con las manifestaciones durante la Copa de las Confederaciones, el presbítero Sueiro reflexionó que la presencia del Papa Francisco “va a tranquilizar las aguas y su presencia durante esos días ayudará al país hermano”.

 

En tanto, muchos de los jóvenes que tienen previsto viajar a Brasil han encontrado muchos inconvenientes para comprar la moneda brasileña debido a las restricciones cambiarias que existen en nuestro país.

 



Siguiente Noticia Iriart resaltó el aporte de la Provincia para el crecimiento de Mar del Plata

Noticia Anterior Reclaman la restitución de la Comedia Municipal de actores

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario