La Justicia marplatense dispuso esta semana que por sesenta días no ingresen al penal de Batán más presos debido a las malas condiciones de alojamiento que se registran en el lugar.

 

El fiscal general Fabián Fernández Garello sostuvo que existe una sobrepoblación carcelaria que en la actualidad supera los once mil internos cuando originalmente esa cárcel fue concebida para no más de seis mil.

 

El fallo de la Cámara de Apelaciones y Garantía busca particularmente evitar que arriben presos de otras jurisdicciones.

 

En diálogo con el programa Vencedores y Vencidos (Radio La Red FM 91.3), el fiscal general del Departamento Judicial Mar del Plata desacó que con esta resolución de los jueces “se desalienta a quienes sostienen que nadie va preso, lo cierto es que hay gente que va presa y mucha que inclusive excede la capacidad operativa que los penales de la provincia tienen”.

 

Al respecto, precisó que en el caso de la cárcel de Batán se construyó en la década del 80 para no más de seis mil detenidos y en la actualidad se supera las 1100 personas detenidas, “y el universo muestra que no son solamente de Mar del Plata sino que también por razones de sobredetención en el conurbano viene gente de afuera“.

 

Garello resumió que la Cámara, en el marco de un habeas corpus interpuesto por la defensa pública y en el que asiste el Ministerio Público Fiscal, resolvió una limitación por 60 días en el ingreso de internos que provengan de departamentos judiciales que no sean de Mar del Plata, Necochea y Dolores.

 

“Hay una situación que tiene que ver con que no hay medicamentos, no hay alimentación suficiente para darle a todas las personas que están privadas de la libertad y por las convenciones internacionales que se firmaron es el Poder Judicial el que tiene que controlar este tipo de cuestiones y tiene que marcar los inconvenientes que hay en el sistema carcelario”, agregó el Fiscal General.

 

En otro párrafo de la conversación, Fernández Garello reconoció que este recurso presentado no es novedoso, “ya que han existido en los juzgados de ejecución y hasta aquí hemos podido superar algunas cuestiones como que Mar del Plata es uno de los departamentos judiciales donde no hay detenidos en comisarías luego de un largo proceso que finalizó con la clausura de los calabozos”.

 

Sin embargo, los problemas persisten y en la actualidad “subsisten estas faltas de determinados insumos que en condiciones invernales y de sobrepoblación, la responsabilidad surge del estado y el control corresponde al poder judicial“, añadió.

 

Más allá de este panorama delicado, el Fiscal General de Mar del Plata aclaró que “si hoy se detiene a una persona por un delito agravado seguirá siendo alojado en Batán, la idea es limitar lo que viene de afuera y por sesenta días tener en cuenta la situación en el ingreso de detenidos en la UP 44 que también está excedida en su nivel de ocupación, donde la Cámara fijó que frente a un egreso haya el ingreso de uno nuevo”, precisó.

 

Garello coincidió en que son cuestiones preocupantes porque existe un movimiento de aprehensiones y detenciones con hechos más graves que otros. “La preocupación la tenemos todos y me consta la prudencia de las autoridades de la Cámara para ver de qué forma se le daba cauce a esta situación”, señaló.



Siguiente Noticia General Pueyrredon ya cuenta con un Himno Nacional inclusivo

Noticia Anterior Alumnos marplatenses participaron de un nuevo Concierto didáctico

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario