Alrededor de 50 sillas reparadas por presos que asisten como alumnos a cursos de Herrería y Carpintería en el Centro de Formación Profesional Nº 408 que funciona dentro de la Unidad Penitenciaria Nº 15 de Batán fueron entregadas a las autoridades del Consejo Escolar.

 

El acto se encuadra en un convenio de Mutua cooperación entre ambas instituciones que prevé continuar con esta tarea a sabiendas de la necesidad que tienen los establecimientos educativos en General Pueyrredon.

 

En tal sentido, este mobiliario reparado será distribuido entre las escuelas Polivalente de Artes y la Media Nº22 Mariano Moreno, dos de las cuales fueron protagonistas de la toma de colegios por parte de los estudiantes en reclamo de mejoras edilicias.

 

En tales circunstancias el jefe del Complejo Penitenciario Zona Este, Insp. Myr Eduardo García, y el Director del Centro de Formación Profesional Nº 408, Ing. Oscar Waller, hicieron entrega al vicepresidente 2º del Consejo Escolar, Orlando Calabrese, la primera partida del material reparado por los alumnos, para ser distribuido en distintos establecimientos escolar de Mar del Plata y Batán, como parte de los programas de apoyo solidario de apoyo a la comunidad.

 

Calabrese sostuvo que “este convenio ya es hoy una realidad y estas sillas van a ser entregadas en dos escuelas de Mar del Plata, agradezco también al delegado de Batán, Abel Cristóbal, que nos presta el transporte para poder hacer el traslado de todo el mobiliario”.

 

El consejero escolar adelantó que este convenio tendrá continuidad en el tiempo, “ya que hay que llenar 200 aulas que representan 3.000 o 4.000 muebles, hay muy buena predisposición por parte de los internos, que además se capacitan, que les va a dar alguna satisfacción ya que alguno estará ayudando a sus familiares, es importante que la sociedad entienda que se pueden sacar cosas positivas de una cárcel”.

 

Los internos que adquirieron estos conocimientos en oficios, a través de las carreras complementarias que dicta el C.F.P. Nº 408, que además incluyen otros como electricista y panadero, remodelador de muebles, próximamente informática, repostero artesanal y maestro pizzero rotisero que a partir de esta capacitación, posibilitan el armado de un taller especializado en esta labor, los cuales trabajaran para darle sustento al proyecto que promete ser el primero, pero no el último de mutua colaboración entre estos organismos.

 

 

Uno de los internos que asisten como alumno, Daniel, comentó que “esto es para las personas que lo necesitan, los chicos, además algún familiar nuestro un sobrino, un hermano o un hijo mismo, y acá aprendemos y de paso colaboramos, yo quiero salir, trabajar y no volver más”.

 

También Rubén contó: “Acá aprovechamos nuestro tiempo y espacio para contribuir a la sociedad, agradecemos a las autoridades que nos hacen parte de este proyecto y poder llegar con nuestras acciones a la sociedad”.

 

Luego del Acta de Mutua Cooperación, firmada en Marzo de este año, el Consejo Escolar abasteció de electrodos, tornillos, madera, pintura y demás materiales, y por su parte desde el Centro de Formación Profesional Nº 408 informaron que se han comprometido a entregar 50 sillas por semana y en vacaciones de invierno seguirán abasteciendo de igual manera, además de incorporar también mesas que se suman a las sillas ya entregadas.



Siguiente Noticia Inauguran obra de gas natural que beneficiará a seis barrios del Sur

Noticia Anterior Protesta y quema de gomas por despido de guardavidas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario