Una empresa marplatense, Making Sense, es la responsable del software que utilizan los patrulleros de varios condados (distritos) en uno de los estados más importantes de Estados Unidos.

 

En este caso en particular se aplica en el sistema de vigilancia que tienen los móviles y que se utiliza para cubrir accidentes de tránsito, entre otras infracciones.

 

El desarrollo del software fue llevado a cabo por los ingenieros y desarrolladores establecidos en Mar del Plata.

 

“El sistema utilizado de forma previa, basado en un sistema de grabación por hardware, no estaba integrado a la red de comunicaciones utilizadas por los oficiales. Con VidTac se logra una optimización de todos los sistemas informáticos, las diversas cámaras y sensores presentes en el vehículo”, explica César Donofrio, CEO de Making Sense, una compañía argentina cuya oficina central se encuentra en Mar del Plata.

 

“VidTac administra todas las cámaras, y registra el video en el disco rígido de la computadora, con menores costos frente a otras opciones basadas en un sistema basado en dispositivos DVR, con menor calidad de imagen y mucho más caros”.

 

“Interactúa con tres cámaras de alta definición, ubicadas en la parte delantera, trasera y en el interior del vehículo. Cuando el agente saca el arma, le avisa a la computadora y se activa la filmación, además de habilitarse un botón antipático. Todo ese software se hizo acá, en Mar del Plata”, remarca Donofrio.

 

Junto a CopSync (la firma que es proveedora de policía texana) la compañía marplatense también desarrolló CopSync911 , un sistema informático que funciona como un botón antipánico, y que se desarrolló ante situaciones de violencia escolar que ocurrieron en Estados Unidos en los últimos años.

 

César Donofrio, ingeniero egresado de la UTN y actual CEO de la empresa, inició sus primeros pasos cuando emigró a Estados Unidos con su familia en 2002.

 

Desde aquel entonces, con un empleo en una compañía india desarrolladora de software, Donofrio decidió fundar Making Sense con su hermano Damián, establecido en Mar del Plata y que sería la ciudad base para las futuras operaciones.

 

Desde 2006 decidió ocuparse a tiempo completo, con desarrollos de software propio y a pedido, con especial cuidado en crear interfaces de usuario adecuadas, algo que en la jerga se conoce como User Experiencie (UX). “Era una característica que las empresas no tomaban muy en cuenta hace diez años, pero la irrupción de los dispositivos móviles puso en escena la importancia de interactuar de forma fluida con los sistemas”, explica César.

 

Tiene 120 empleados, base en Mar del Plata y oficinas en Tandil, Buenos Aires, México y dos sedes en Boston y Texas, y clientes como AMD, Dell, Rackspace, Microsoft, 3M y Nokia, entre otros.

 

Miembros de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de Argentina (CESSI), Making Sense es una de las 16 empresas nacionales que participa de la iniciativa ArgenTIna IT , que busca impulsar el sello nacional en el desarrollo de software local en los mercados internacionales, y en donde la firma acompaña los primeros pasos de las pymes interesadas en dar sus primeros pasos en Estados Unidos.

 

Fuente: La Nación

Foto: making sense



Siguiente Noticia Reclamarán los estados de cuenta del municipio

Noticia Anterior Se triplicó el financiamiento para proyectos de la economía social

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario