Un hincha del club de fútbol Alvarado de Mar del Plata fue asesinado de cuatro balazos en esa ciudad bonaerense y se investiga si se trató de un ajuste de cuentas por una interna en la barrabrava de la entidad deportiva, informaron fuentes policiales.

 

La víctima fue identificada por la Policía como Carlos Marcelo López (35), quien se cree pertenecía a una facción de la barra liderada por un hombre apodado “El Chileno” y que luego se pasó a un bando opuesto denominado “El Gato”.

 

El crimen de López fue cometido en Goñi al 900, del barrio San Antonio, al sudoeste del centro de la ciudad de Mar del Plata.

 

Fuentes policiales informaron a Télam que este hincha de Alvarado se encontraba en la calle, reunido con otras personas cuando pasó por el lugar un Volkswagen Gol color gris desde el que efectuaron varios disparos de arma de fuego hacia ese grupo.

 

Los voceros señalaron que tras realizar los balazos, los atacantes huyeron del lugar, donde López y un adolescente de 17 años que se encontraba con él, quedaron tendidos en el piso y heridos.

 

Luego, las dos víctimas fueron trasladadas al Hospital Interzonal General de Agudos, donde López fue reanimado por los médicos, aunque murió poco después.

 

De acuerdo al posterior informe de la autopsia, el fallecido presentaba un impacto de bala de una pistola calibre 9 milímetros en el tórax, otro en los testículos y dos en las piernas.

 

En tanto, el adolescente baleado recibió un tiro en una pierna y se recupera favorablemente, dijeron los informantes.

 

Por su parte, los efectivos de la comisaría 16ta. de Mar del Plata comenzaron a investigar lo ocurrido y se trasladaron hasta la escena del crimen.

 

El subcomisario Christian Marcozzi, titular de la mencionada seccional, dijo que los policías recibieron poca colaboración de los habitantes del barrio donde se cometió el homicidio para aportar testimonios.

 

Además, el chico baleado se negó a declarar sobre lo ocurrido ante el fiscal de la causa, Pablo Cubas, quien instruyó actuaciones por los delitos de “homicidio y lesiones”.

 

El representante del Ministerio Público dijo a la prensa que la negativa del adolescente le sugiere que existe cierto grado de conocimiento previo entre los atacantes y las víctimas, aunque no precisó cuál sería el origen del mismo.

 

Según las fuentes, López no registraba antecedentes penales pero el adolescente herido sí tenía varias causas penales anteriores, en una de las cuales había estado detenido por la portación de un revólver calibre 38.

 

Una de las hipótesis que manejan los pesquisas policiales apunta a que el ataque se debió a un ajuste de cuentas por una interna entre las dos mencionadas facciones de la barra de Alvarado que se disputan el control de toda la hinchada.

 

El último incidente importante entre las facciones de este club ocurrió el 2 de septiembre de 2012, en un partido entre Alvarado y Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay, por el Torneo Argentino A, cuando Ezequiel Diagne fue herido de un balazo en una pierna dentro del estadio José María Minella y el enfrentamiento continuó fuera de la cancha.



Siguiente Noticia Celebraron el Día Internacional del Cooperativismo

Noticia Anterior Sentido pedido de justicia por Fernando Lario

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario